Fármaco para la diabetes reduce hasta un 22% el peso en personas obesas

Mounjaro (tirzepatida) es un nuevo fármaco para tratar la diabetes tipo 2 que también tendría la capacidad de reducir considerablemente el peso de personas con obesidad, en porcentajes de kilos y de grasa nunca vistos hasta ahora a excepción de la cirugía.
Escrito por: Natalia Castejón

07/06/2022

Obesidad: fármaco reduce el peso un 20%

La obesidad continúa siendo un problema de salud importante, especialmente en los países industrializados, que hay que atajar sin vacilar. Un nuevo fármaco inyectable parece que podría ayudar en esta lucha, pues, aunque acaba de ser aprobado para tratar la diabetes tipo 2, también ha demostrado ser sorprendentemente eficaz en la reducción de peso en personas con obesidad y sin diabetes.

PUBLICIDAD

El medicamento en cuestión, Mounjaro, se basa en el compuesto tirzepatida, que se utiliza normalmente para tratar la diabetes tipo 2, pero que como refleja un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Yale (EE.UU.) y publicado en el The New England Journal of Medicine ha demostrado ser capaz de ayudar a perder de media un 21% del peso de personas con obesidad, una mejora sustancial para este tipo de enfermedad metabólica en comparación con el fármaco más eficaz hasta ahora, la semaglutida, y en menos tiempo.

Los laboratorios Lilly son los que están detrás de las investigaciones necesarias para conocer todo acerca de esta asociación. De momento, en el trabajo publicado se han analizado a 2.539 personas con obesidad, con un índice de masa corporal (IMC) medio de 38kg/m2 y un peso de 105 kg. Todos fueron divididos en cuatro grupos de forma aleatoria en los que se les administró de manera subcutánea placebo, 5 mg de tirzepatida, 10 mg de tirzepatida o 15 mg del mismo medicamento durante un periodo de 72 semanas.

PUBLICIDAD

El fármaco logra bajar hasta 23,5 kg en los pacientes con obesidad

Los resultados, procedentes del estudio, mostraron que los que recibieron las dosis más altas (15 mg) del medicamento perdieron hasta un 22,5% de su peso corporal, alrededor de 23,5 kg. Los investigadores recalcan que nunca se había obtenido resultados tan buenos en la pérdida de peso, exceptuando la cirugía, pues otros fármacos anteriores como la semaglutida inyectable habían logrado una bajada de hasta el 15% del peso.

La tirzepatida actúa sobre dos hormonas que controlan los niveles de azúcar en sangre y que contribuyen a enviar las señales de saciedad del intestino al cerebro

Comparados en un menor tiempo, a las 28 semanas, los participantes del estudio que recibieron Mounjaro tuvieron reducciones significativamente mayores en el peso (11,2 kg) y en la masa grasa (9,7 kg) en comparación con los que tomaron semaglutida inyectable de 1 mg (6,9 kg de reducción de peso, y 5,9 kg de masa grasa).

PUBLICIDAD

Además, el tratamiento con Mounjaro 15 mg y semaglutida inyectable 1 mg resultó en reducciones significativas desde el inicio en la ingesta de energía (-348,4 kcal y -284,1 kcal, respectivamente), así como en reducciones en las calificaciones de apetito.

“Estos resultados son un importante paso adelante en la expansión potencial de las opciones terapéuticas efectivas para las personas con obesidad. La obesidad debe tratarse como cualquier otra enfermedad crónica, con enfoques efectivos y seguros que apunten a los mecanismos subyacentes de la enfermedad; estos resultados subrayan que la tirzepatida puede estar haciendo precisamente eso”, ha declarado Ania Jastreboff, principal autora del estudio.

La tirzepatida es un agonista del receptor GIP/GLP-1, es decir es un fármaco que actúa sobre dos hormonas naturales que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre y que contribuyen en el envío de las señales de saciedad que viajan desde el intestino hasta el cerebro. De momento, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) solo han aprobado el uso de la tirzepatida, bajo el nombre comercial de Mounjaro, para el tratamiento de la diabetes tipo 2.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Lilly está en proceso de presentación de este medicamento para que sea aprobado para su uso en pacientes con obesidad. Aunque la FDA podría pedir investigaciones adicionales para confirmar estos beneficios y asegurarse de que los efectos secundarios son los encontrados hasta ahora, que no pasan de molestias gastrointestinales como náuseas, diarrea y vómitos.

Actualizado: 8 de junio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD