La efectividad de la 4º dosis de vacuna COVID dura menos que de la 3º

La duda de si es necesaria o no una cuarta dosis de la vacuna del COVID-19 continúa, ahora un estudio ha revelado que la cuarta dosis sí brinda una protección adicional, aunque su efectividad es más efímera que la de la tercera dosis.
Escrito por: Natalia Castejón

27/05/2022

Efectividad de la cuarta dosis de la vacuna COVID

La protección de las vacunas contra el COVID-19 se va reduciendo con el tiempo, por ello, se recomendó la administración de una dosis de refuerzo –que solía ser la tercera– y ahora se estaba barajando si una cuarta dosis podría brindar protección extra. Un estudio ha respondido a esta pregunta, indicando que sí aporta una defensa adicional contra el SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

Sin embargo, lo más llamativo de la investigación, publicada en la revista The BMJ, es que ha encontrado evidencia de que la efectividad de la cuarta dosis contra el COVID-19 dura menos que la tercera. Las pruebas han sido llevadas a cabo por miembros del Centro de Investigación e Innovación Kahn Sagol Maccabi (Israel) y con la vacuna de Pfizer-BioNTech (BNT162b2).

El estudio está basado en una muestra de 97.499 personas de 60 o más años que estaban dentro del grupo apto para recibir una cuarta dosis de la vacuna COVID-19 y que se hicieron al menos una prueba PCR durante las 10 semanas que duró el estudio. Del total, 27.876 recibieron una cuarta dosis de la vacuna de Pfizer y 69.623 solo tuvieron tres dosis, 106 individuos fallecieron en el tiempo de seguimiento, 77 tenían tres dosis y 23 cuatro dosis.

PUBLICIDAD

La eficacia frente a la infección se va reduciendo

Los resultados de la investigación mostraron que la cuarta dosis contra el coronavirus proporcionó protección adicional contra el virus y ayudó a que no se desarrollase la enfermedad de forma grave en las primeras tres semanas tras la administración, en comparación con los que solo recibieron tres dosis.

La máxima eficacia de la vacuna frente a la infección se obtuvo en la tercera semana tras el pinchazo y se redujo hasta un 22% al final de la décima semana

Sin embargo, la eficacia relativa de la cuarta vacuna frente a la infección se redujo rápidamente en el tiempo, alcanzando su máximo de protección en la tercera semana, con un 65,1% de eficacia, y bajando al 22% al final de la décima semana. Además, los autores indican que en la quinta semana tras la inyección de la cuarta dosis, la efectividad relativa se precipitó a niveles similares a los que se tiene en la primera semana, cuando todavía no se han generado todos los anticuerpos.

PUBLICIDAD

En cuanto a la eficacia relativa de la cuarta dosis contra el COVID grave, los investigadores encontraron que se mantenía a niveles altos durante todo el tiempo del estudio, aunque recalcan que fue un pronóstico que solo se dio en menos de un 1% de los participantes, independientemente del número de dosis que habían recibido.

“Las implicaciones de nuestro hallazgo deben considerarse a la luz de la asignación de recursos de vacunas locales y globales, ya que la cuarta dosis de vacuna está deliberada en poblaciones mayores de alto riesgo”, explican los autores. En España, el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, ha declarado que “hay que ser muy prudente en la recomendación de dosis de refuerzo. En estos estos momentos no hay ninguna evidencia científica que indique la recomendación de una cuarta dosis, salvo en personas posiblemente mayores de 80 años o menores de esa edad inmunodeprimidas”.

Actualizado: 27 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD