La vacuna rusa Sputnik V muestra una eficacia del 95% a los 42 días

La eficacia de la vacuna rusa Sputnik V contra la infección por coronavirus es superior al 95% a los 42 días de la primera dosis (y 21 días de la segunda), según los datos preliminares de un ensayo fase III con 40.000 voluntarios.
Escrito por: Eva Salabert

24/11/2020

Vacuna rusa tendría un 95% de eficacia

Según han anunciado en una nota de prensa, la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus ha mostrado una eficacia superior al 95% a los 42 días de la administración de la primera dosis (equivalente a 21 días después de la segunda dosis), de acuerdo con los datos preliminares obtenidos durante el segundo análisis de datos intermedios de los ensayos clínicos de fase III, doble ciego, aleatorizados y controlados con placebo en los que participaron 40.000 voluntarios, de los cuales más de 22.000 fueron vacunados con la primera dosis y más de 19.000 han recibido la primera y la segunda dosis.

Los datos preliminares en el día 42 tras la primera dosis, cuando ya se ha generado una respuesta inmune estable, indican que la tasa de eficacia de la vacuna es superior al 95%

Estos datos positivos han sido anunciados el Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología que lleva el nombre de NF Gamaleya del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia (Centro Gamaleya) y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, el fondo soberano de inversión de Rusia). Los datos de la investigación provisional serán publicados por el equipo del Centro Gamaleya en una de las principales revistas médicas internacionales revisadas por pares.

Vacuna contra el COVID-19 basada en vectores adenovirales humanos

Sputnik V es la primera vacuna contra la infección por SARS-CoV-2 registrada en el mundo que se basa en una plataforma de vectores adenovirales humanos, que ha sido estudiada ampliamente y ha demostrado su seguridad y eficacia sin provocar efectos secundarios a largo plazo en más de 250 ensayos clínicos que se han llevado a cabo en todo el mundo en los últimos 20 años. Los adenovirus se empezaron a utilizar en el desarrollo de vacunas en 1953.

La vacuna rusa para prevenir el COVID-19 se caracteriza por el uso de dos vectores adenovirales humanos diferentes que permiten que se produzca una respuesta inmune más fuerte y duradera en comparación con las vacunas que usan el mismo vector para dos dosis. Por lo tanto, los datos preliminares sobre los voluntarios vacubados en el día 42 después de la primera dosis, cuando ya han generado una respuesta inmune estable, indican que la tasa de eficacia de la vacuna es superior al 95%.

Cada dosis de la vacuna Sputnik V costará menos de 10 $

Hasta ahora no se han detectado efectos adversos inesperados durante la investigación, aunque algunos de los individuos que han recibido la vacuna han experimentado eventos adversos menores a corto plazo, como dolor en la zona de la inyección y síntomas similares a los de la gripe, como fiebre, debilidad, fatiga y dolor de cabeza. Actualmente, los ensayos clínicos de fase III están aprobados y ya se están realizando en Bielorrusia, los Emiratos Árabes Unidos, Venezuela y otros países, así como la fase II-III en la India.

Más de 50 países han solicitado más de 1.200 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, cuyo precio por dosis será inferior a 10 $ en los mercados internacionales. Los suministros de vacunas para el mercado mundial serán producidos por los socios internacionales de RDIF en India, Brasil, China, Corea del Sur y otros países.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD