Moderna afirma que su vacuna anti-COVID protege contra las nuevas cepas

La vacuna contra el COVID-19 ARNm-1273 de Moderna también parece proteger contra las variantes del coronavirus detectadas en Reino Unido y Sudáfrica según la farmacéutica, que prueba candidatos de refuerzo para combatirlas.
Escrito por: Eva Salabert

26/01/2021

Vacuna de Moderna combate nuevas cepas

La farmacéutica Moderna ha asegurado que su vacuna contra el COVID-19 ARNm-1273, basada en la técnica del ARN mensajero (ARNm) es eficaz para combatir las nuevas variantes del SARS-CoV-2 que se han identificado en Reino Unido y Sudáfrica –denominadas B.1.1.7 y B.1.351, respectivamente–, según los resultados de un ensayo clínico in vitro (enviado a preimpresión, y aún no revisado) en el que se probó su capacidad para inducir anticuerpos neutralizantes potentes contra estas cepas emergentes, empleando los sueros de ocho individuos que habían recibido dos dosis de 100 µg de la vacuna y usando por separado sueros de primates no humanos inmunizados con dos dosis de 30 µg o 100 µg del fármaco.

En el estudio los títulos de anticuerpos neutralizantes se mantuvieron elevados para la variante B.1.1.7 y no se observó un efecto significativo sobre la protección contra esta cepa. Sin embargo, se produjo una disminución de la protección de seis veces en el caso de la variante sudafricana del coronavirus, y aunque los niveles de neutralizantes contra dicha variante siguen encontrándose por encima de los que se espera que protejan frente a la infección, el hecho de que los títulos sean más bajos podría indicar un potencial riesgo de que se produjese una reducción temprana de la inmunidad a las nuevas cepas B.1.351.

Las cepas británica y sudafricana del coronavirus han proliferado rápidamente entre la población y se vinculan con una mayor transmisibilidad y una mayor carga viral

La cepa de coronavirus británica se detectó en Reino Unido en septiembre de 2020 y se caracteriza por presentar 17 mutaciones en el genoma viral, con ocho mutaciones situadas en la proteína de espiga (S). La variante del SARS-CoV-2 B.1.351, que se ha identificado por primera vez en Sudáfrica, cuenta con 10 mutaciones en la proteína S. Estas dos variantes han proliferado rápidamente entre la población y se vinculan con una mayor transmisibilidad y una mayor carga viral tras producirse la infección.

Candidatos de refuerzo contra las nuevas cepas del SARS-CoV-2

La investigación, que ha sido realizada en colaboración con el Centro de investigación de vacunas (VRC) en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), no se ha publicado aún en una revista científica revisada por pares, sino que de momento se ha enviado al preprint bioRxiv, pero Moderna “espera” que su vacuna administrada en dos dosis proteja contra las nuevas cepas que se han detectado hasta ahora, aunque ha informado de que disponen de una estrategia clínica que permitirá afrontar la pandemia mientras el SARS-CoV-2 continúa evolucionando.

Moderna va a probar el efecto de una dosis adicional de refuerzo de su vacuna contra las nuevas variantes del coronavirus

En el marco de dicha estrategia la famacéutica va a probar el efecto que tendría administrar una dosis adicional de refuerzo del fármaco para analizar si es capaz de aumentar todavía más los títulos de neutralización contra las variantes del virus y, además, también están desarrollando una variante de refuerzo que resulte más efectiva contra la cepa sudafricana, y según han indicado desde la compañía ambas posibilidades se encuentra actualmente en estudios preclínicos en fase 1 en Estados Unidos.

Stéphane Bancel, director general de Moderna ha declarado que “mientras intentamos derrotar al virus, creemos que es imperativo ser proactivos a medida que el virus evoluciona. Nos alientan estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que la vacuna debería ser protectora contra estas nuevas variantes detectadas. Por abundancia de precaución y aprovechando la flexibilidad de nuestra plataforma de ARNm, estamos avanzando un candidato de refuerzo de variantes emergentes contra la variante identificada por primera vez en Sudáfrica en la clínica para determinar si será más eficaz para reforzar los títulos contra esta y potenciales futuras variantes”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD