OMS alerta sobre la venta de jarabes infantiles para la tos con tóxicos

La OMS ha alertado de que se están vendiendo sin receta jarabes infantiles para la tos que contienen sustancias tóxicas que pueden ser mortales incluso en pequeñas cantidades y que ya habrían causado la muerte de más de 300 niños.
Escrito por: Eva Salabert

24/01/2023

OMS alerta sobre la venta de jarabes infantiles para la tos con tóxicos

Varios países han notificado que se están vendiendo sin receta médica jarabes infantiles para combatir la tos que contienen sustancias tóxicas –altos niveles de dietilenglicol y etilenglicol– y que habrían causado la muerte de más de 300 niños en tres países, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ya ha solicitado que se identifiquen y se retiren de inmediato todos los fármacos contaminados, y se aumenten las medidas de vigilancia y control sobre las cadenas de suministro.

PUBLICIDAD

La mayoría de los niños afectados son menores de cinco años y se han encontrado casos en al menos siete países en los últimos cuatro meses. La OMS ha advertido que los contaminantes detectados “son sustancias químicas tóxicas utilizadas como disolventes industriales y agentes anticongelantes que pueden ser mortales incluso ingeridos en pequeñas cantidades, y nunca deberían encontrarse en los medicamentos”.

Riesgos de los medicamentos adulterados

Miles de personas mueren todos los años por consumir medicamentos falsificados. De hecho, un estudio señalaba que los medicamentos falsos o de baja calidad eran la causa de la muerte de 300.000 niños cada año. Según la OMS alrededor del 50% de los fármacos que se pueden adquirir en internet han sido adulterados y la mayoría de ellos proceden de países en desarrollo. Su distribución también tiene importantes consecuencias a nivel económico, sistemático, social y farmacéutico.

La OMS ha publicado tres alertas médicas sobre los jarabes contaminados y ha solicitado que se adopten medidas para prevenir, detectar y frenar la falsificación de medicamentos

Los medicamentos o productos sanitarios falsificados que más se venden son los que están destinados a mejorar la apariencia física o el estilo de vida, como los que se usan para adelgazar o tratar la disfunción eréctil –viagra y sus derivados–, o los anabolizantes y esteroides que emplean los culturistas para aumentar la masa muscular. Más peligrosas son las terapias adulteradas para tratar el cáncer, el VIH, la malaria u otras enfermedades graves. En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es la principal encargada de combatir el tráfico de medicamentos y productos farmacéuticos falsificados.

PUBLICIDAD

Prevenir, detectar y frenar la venta de fármacos falsificados

La OMS ha publicado tres alertas médicas mundiales sobre los incidentes comunicados por estos países solicitando que se establezcan “de forma urgente” medidas para prevenir, detectar y frenar la falsificación de medicamentos y productos sanitarios, se incremente la vigilancia eficiente en las cadenas de suministro de los países afectados y si se encuentran estos productos adulterados se retiren de la circulación los medicamentos contaminados y se notifique de inmediato a la agencia de la ONU.

Ha solicitado, además, que se aseguren de que todos los fármacos en circulación han sido aprobados para su comercialización por las autoridades competentes y que proceden de proveedores autorizados, que también deben mejorar y aumentar las inspecciones de los lugares de fabricación.

PUBLICIDAD

Otra de las peticiones del organismo es que se aumente la vigilancia del mercado y que los fabricantes de medicamentos adquieran excipientes de grado farmacéutico a los proveedores calificados y lleven a cabo pruebas para confirmar la calidad de los suministros y antes de su empleo para fabricar productos terminados, proporcionar garantía de la calidad de productos y mantener registros precisos, completos y adecuados de compra de materiales, pruebas, fabricación y distribución para facilitar las investigaciones en caso de incidentes.

A los proveedores y distribuidores de productos médicos, la OMS les solicita que comprueben los signos de falsificación y el estado físico de los productos que distribuyen o venden, mantengan los registros necesarios y contraten a personal cualificado para manipular los fármacos y asesorar a los consumidores sobre el uso adecuado de los medicamentos.

PUBLICIDAD

 

Actualizado: 25 de enero de 2023

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD