Pfizer inicia ensayos en humanos de su vacuna ARNm contra la gripe

Pfizer ha comenzado un estudio en humanos –adultos sanos de 65 a 85 años– para probar una vacuna contra la gripe de tipo ARNm, la técnica usada en su vacuna contra el COVID-19, que mejore la prevención de esta enfermedad.
Escrito por: Eva Salabert

29/09/2021

Pfizer prueba vacuna ARNm contra gripe

La gripe es una infección que se estima que cada año provoca cinco millones de casos de enfermedad grave y la muerte de 650.000 personas en todo el mundo. Aunque existe una vacuna para combatirla, recomendada sobre todo en grupos de riesgo como los mayores de 65 años o las embarazadas, entre otros, las cepas del virus de la gripe varían constantemente y resulta difícil determinar una combinación eficaz para la vacuna de la siguiente temporada. Además, incluso si las cepas de la vacuna coinciden con las del virus en circulación, las vacunas estacionales disponibles actualmente proporcionan una protección que oscila entre el 50% y el 60%.

La solución a este problema podría estar en la técnica de ARN mensajero (ARNm) utilizada para desarrollar las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna que, a diferencia de las vacunas convencionales contra la gripe, que se basan en virus inactivados, emplea un fragmento del material genético del virus que facilita información a las células humanas para que generen antígenos contra el patógeno.

Pfizer ha anunciado ahora que ha comenzado a realizar un ensayo clínico en fase 1 para probar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de una nueva vacuna contra la gripe de tipo ARNm tetravalente (que brinda protección contra cuatro tipos diferentes de virus) de una sola dosis en personas adultas sanas de 65 a 85 años. La compañía farmacéutica ha emitido un comunicado en el que señala que el programa de vacuna de ARNm es “el primero de una ola planificada de programas que aprovechan la tecnología de ARNm contra la gripe”.

Tecnología ARNm contra virus respiratorios y otras patologías

Para desarrollar la vacuna contra la gripe basada en el ARNm solo es necesaria la secuencia genética del virus, o de una parte específica del mismo, lo que puede facilitar la adaptación de las cepas y mejorar la eficacia de las vacunas actuales. Además, la tecnología ARNm también permite una producción rápida de las vacunas, lo que facilitaría el suministro durante las epidemias de gripe estacional.

El programa de vacuna de ARNm es “el primero de una ola planificada de programas que aprovechan la tecnología de ARNm contra la gripe”

La pandemia por coronavirus “nos ha permitió aprovechar la inmensa oportunidad científica del ARNm”, ha afirmado Kathrin U. Jansen, vicepresidenta sénior y directora de Investigación y Desarrollo de Vacunas en Pfizer, que ha añadido que “la gripe sigue siendo un área en la que vemos la necesidad de vacunas que puedan tener una mayor eficacia en cualquier temporada, y creemos que el ARNm es la tecnología ideal para afrontar este desafío y transformar los resultados sanitarios en todo el mundo”.

La empresa estadounidense, que comenzó a trabajar en su vacuna de ARNm contra la gripe en 2018 con su socio alemán BioNTech, tiene la intención de analizar la viabilidad de la técnica ARNm para combatir otros virus respiratorios, y probar incluso combinaciones de vacunas que podrían proteger contra más de un virus respiratorio, además de desarrollar tecnología de ARNm para tratamientos contra el cáncer y enfermedades genéticas.

PUBLICIDAD