Solo el 0,15% de vacunados COVID-19 en España tuvo reacciones adversas

Según los datos del segundo informe de farmacovigilancia de la AEMPS, solo un 0,15% de las personas que han recibido alguna dosis de la vacuna contra el COVID-19 ha desarrollado efectos adversos al fármaco, como fiebre o malestar general.
Escrito por: Natalia Castejón

10/02/2021

0,15% vacunados sufrió efectos adversos

Ya ha salido a la luz el segundo informe de farmacovigilancia sobre las vacunas contra el COVID-19 realizado por la Agencia Española de Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS). En él se exponen las características de las personas que han recibido al menos una de las dosis del fármaco e indican el porcentaje de aquellos que han desarrollado alguna reacción adversa.

El documento refleja que, de las 1.065.441 personas vacunadas en España hasta el 24 de enero, 1.555 informaron de haber tenido algún efecto secundario tras su administración, lo que supone una cifra de apenas el 0,15%. Entre las complicaciones más comunes estaba la fiebre y el malestar general como principales síntomas, seguidos de las cefaleas, mareos y trastornos gastrointestinales, como diarreas y náuseas.

Los efectos adversos más comunes fueron los mareos, dolores de cabeza, malestar general, diarrea y náuseas

Otro de los datos que se han conocido es que el 98% de las vacunas que se han puesto hasta la fecha corresponden a la desarrollada por Pfizer-BioNTech, y el 2% restante a la de Moderna, pues todavía no había llegado la de AstraZeneca. El 70% de las personas que han recibido el fármaco son mujeres, algo que podría explicar por qué el 82% de las notificaciones de efectos secundarios se da en féminas.

Solo 8 casos de anafilaxia tras recibir la vacuna

Por otro lado, el 85% de estos efectos adversos se han dado en personas entre 18 y 64 años, y el 89% correspondían a profesionales sanitarios –53% de personal médico y 35% de enfermería– y el 11% a ciudadanos de a pie, esto se debe a que las primeras dosis han ido destinadas a este personal de riesgo y a personas que viven en residencias de mayores.

La AEMPS ha prestado especial atención a los posibles casos de anafilaxia, una reacción grave que puede afectar a múltiples sistemas y que en el peor de los casos puede desencadenar la muerte, puesto que en el prospecto de la vacuna de Pfizer-BioNTech se contemplaba la posibilidad de que ocurriera en las personas vacunadas. Hasta el 24 de enero se han dado en España 8 casos de anafilaxia por la vacuna del coronavirus, o que corresponde a una tasa de 7,2 casos por millón de dosis aplicadas.

La AEMPS ha recomendado que no se ponga la segunda dosis de la vacuna del COVID-19 a los pacientes que hayan tenido una reacción alérgica relevante

El 88% de aquellos que tuvieron esta reacción adversa grave fueron mujeres, principalmente de unos 33 años de edad. Cabe destacar que en 5 de los 8 casos los individuos ya tenían antecedentes de alergia a medicamentos o alimentos y urticaria, y en el 63% de los casos los síntomas empezaron media hora después del pinchazo y todos se recuperaron o estaban estabilizados al cierre del informe.

La AEMPS, en conclusión a los datos obtenidos, ha recomendado que no se administre una segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 a aquellos pacientes que hayan tenido una reacción alérgica relevante, como anafilaxia, angioedema, urticaria generalizada, asma o rinitis, tras la primera dosis y aconseja derivar al paciente a una consulta de alergología para su estudio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD