PUBLICIDAD

Consejos para mitigar el ‘estrés navideño’

La Navidad es motivo de agobio para muchos, y es frecuente sufrir lo que los expertos denominan estrés navideño, cuyos principales síntomas son: frustración, ansiedad, insomnio y angustia. Te damos consejos para evitarlo.

17/12/2013

Consejos para mitigar el ‘estrés navideño’

La navidad es una fuente importante de estrés.

La Navidad es una época deseada por muchos, pero también temida por otros tantos. Y es que según los expertos, las fiestas navideñas son motivo de preocupación y agobios y, como explica Clara Calvo, psicóloga del cuadro médico de Sanitas, es frecuente sufrir lo que se conoce como estrés navideño, cuyos principales síntomas son: frustración, ansiedad, insomnio y angustia.

Esto ocurre porque los días siguen teniendo 24 horas y, sin embargo, además de realizar las tareas cotidianas habituales, en estas fechas también es preciso cumplir con numerosos compromisos sociales y encargarse de multitud de preparativos, como adornar la casa, salir a comprar regalos, o preparar menús especiales, procurando, además, que sean del agrado de todos.

Los numerosos compromisos sociales y los preparativos propios de la Navidad provocan estrés a muchas personas, impidiendo que disfruten de las fiestas

Según la Dra. Calvo, la obligación de asistir a todo tipo de eventos propios de la Navidad, como comidas de empresa o reuniones familiares, o incluso tener que organizar alguno, y todo ello con un tiempo limitado, es un claro motivo de estrés. Si esta situación estresante se encuentra acompañada por un menor poder adquisitivo a causa de la crisis económica, normalmente la consecuencia es un alto nivel de frustración, y el deseo de que las fiestas se acaben cuanto antes.

Consejos para prevenir el estrés navideño

La psicóloga de Sanitas, ofrece unos consejos básicos para prevenir o reducir los síntomas del estrés navideño, y disfrutar así todo lo posible de la Navidad:

  • Haz una lista con todos los preparativos. Incluye en ella desde los eventos a los que debas asistir, hasta los regalos o viandas que tengas que comprar –y dónde hacerlo-, y una relación de menús, etcétera. Así podrás prepararlo todo con tiempo y evitarás agobios e imprevistos de última hora.
  • Disfruta del proceso y no solo del resultado. Cuando tengas que adornar la casa, ir de compras, o cocinar, procura disfrutar mientras lo haces, porque forma parte de la celebración.
  • Aprende a decir no, y delega en otras personas algunas tareas. Es natural que no puedas hacerlo todo en un tiempo limitado.
  • Tómate un respiro. De vez en cuando hay que pararse a descansar. Siéntate y reflexiona, y verás que las cosas no son tan difíciles como parecen.
  • Practica ejercicio y técnicas de relajación, y duerme lo suficiente.
  • Favorece el buen ambiente durante las reuniones familiares, evitando hacer comentarios negativos, y no sacando a relucir problemas o desencuentros que se hayan producido anteriormente.
  • Si a pesar de seguir estos consejos te encuentras muy estresado, acude a un profesional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD