Crece el consumo de cocaína y otras drogas en Europa tras la pandemia

El Informe europeo sobre Drogas alerta de su alta disponibilidad y del incremento de los niveles de consumo de sustancias como la cocaína tras la pandemia de COVID. El cannabis sigue siendo la más consumida y preocupa el consumo de crack.
Escrito por: Natalia Castejón

17/06/2022

Mayor consumo de drogas tras la pandemia

Las drogas siguen siendo un grave problema en muchos estratos de la sociedad al que se intenta hacer frente… sin mucho éxito, sobre todo si atendemos a las últimas y alarmantes cifras al respecto. Según el Informe Europeo sobre Drogas del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) el consumo de estas sustancias, como la cocaína, ha experimentado un repunte y además, se han extendido nuevas sustancias psicoactivas.

PUBLICIDAD

Esta ha sido la valoración general de este documento en el que se desgrana la oferta y consumo de drogas en la Unión Europea durante el año 2022, un año marcado por la aparición del COVID-19. En el documento se alerta de que la disponibilidad de las sustancias sigue siendo elevada en toda la Unión Europea, lo que indica que no se están tomando las medidas suficientes.

Se estima que cerca de 83,4 millones de los adultos (de 15 a 64 años) de la Unión Europea (el 29 % de la población) ha consumido alguna vez una droga ilegal, con un mayor número de hombres (50,5 millones) que de mujeres (33 millones) que han notificado su consumo. En cuanto al tipo de droga, el cannabis sigue siendo la sustancia ilegal más consumida, pues se estima que 22 millones de adultos entre 15 y 64 años la han consumido en el continente en el último año, estos datos suponen el 7,7% de la población europea. Esto, según los expertos, podría deberse a que cada vez hay más productos derivados del cannabis, como los extractos y los comestibles, que no hay que confundir con los que contienen solo cannabidiol (CBD) que no incluye la parte psicoactiva.

PUBLICIDAD

Además, recalcan que es la droga predilecta de los adultos y jóvenes, pues nada menos que 78 millones de personas la han consumido en algún momento de su vida. Siguiendo al cannabis, pero muy de lejos, está la cocaína, la cual ha sido consumida al menos una vez por 14 millones de personas. En el último año ha aumentado considerablemente su consumo, según el EMCDDA, “la cocaína desempeña actualmente un papel más significativo en los problemas de salud relacionados con las drogas en Europa”.

Nuevas vías de compraventa de drogas

Buscando entre las posibles causas de este aumento desmesurado en el consumo de esta droga, los autores del informe han destacado que una de las explicaciones podría estar en la relajación de las medidas que limitaban la interacción social en la vuelta a la normalidad tras los momentos más duros de la pandemia de coronavirus.

Consumo de drogas tras la pandemia
Estimaciones del consumo de drogas en la Unión Europea

Fuente: Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías

No obstante, los niveles de cocaína no fueron los únicos que aumentaron en las pruebas realizadas en las aguas residuales de algunas ciudades, sino que también crecieron el crack, las anfetaminas y las metanfetaminas. Prueba de ello es que más de 7.000 personas iniciaron el tratamiento por adicción al crack en 2020, el triple que en 2016, y que en 2020 se incautaron 21,2 toneladas y se desmantelaron 78 laboratorios de anfetaminas.

PUBLICIDAD

Por su parte, la heroína sigue siendo el opioide más consumido en Europa, y sigue siendo la tercera causa más frecuente de visitas por toxicidad aguda en hospitales.

Aunque la red oscura de venta de droga está en declive, han proliferado otras maneras de vender sustancias, como por redes sociales o por mensajería instantánea

Preocupa especialmente la alta disponibilidad de las drogas, aunque también creen que la red oscura o darkweb de venta de sustancias está en declive. No obstante, ha surgido una nueva vía de compra todavía más complicada para controlar, y son las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea. Ante ello, insta a que se tomen medidas para su control.

Centrándonos en la situación de España, encontramos que es uno de los pocos países que ha logrado cumplir con los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto a Luxemburgo, República Checa y Noruega, que han conseguido tener al 40% de la población consumidora de opioides de alto riesgo en tratamiento.

PUBLICIDAD

El EMCDDA también ha revelado que España ha disminuido el uso de drogas que requieren de inyecciones a menos de 1 caso por cada 1.000 habitantes entre la población de 15 a 64 años. Sin embargo, han detectado que los envíos de cannabis ya no llegan mayoritariamente de Marruecos y de los Balcanes, por lo que creen que España podría estar estableciéndose como el principal país productor dentro de la Unión Europea.

Actualizado: 20 de junio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD