PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Nuevo método, más barato y fiable, para evaluar el TDAH

Un nuevo método desarrollado en la Universidad de Oviedo permite diagnosticar el TDAH, de forma más barata y fiable, a través de un electroencefalograma que mide la activación cerebral en la zona prefrontal.
Nuevo método, más barato y fiable, para evaluar el TDAH

La investigación también logró diferenciar claramente a los pacientes que padecen déficit de atención, de los que sufren hiperactividad.

28 de Octubre de 2016

Según estimaciones manejadas por la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH), el TDAH afecta a entre un 2% y un 5% de la población infantil. Esta patología psiquiátrica, sin embargo, vive envuelta en la polémica entre quienes piensan que es diagnosticada y tratada de forma insuficiente, y los que creen que está sobrediagnosticada en evaluaciones rápidas y sin rigor. Ahora, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Oviedo, y publicado por la revista Frontiers in Psychology, arroja luz sobre este trastorno gracias al desarrollo de un nuevo método de diagnóstico más barato, menos invasivo, y más fiable.

En el estudio, el equipo de investigadores de la Facultad de Psicología ovetense monitorizó la actividad cerebral de 500 niños de entre 6 y 16 años, la mitad de ellos diagnosticados de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. Para ello, en lugar de usar las habituales técnicas de neuroimagen, idearon un nuevo método que, a través de un electroencefalograma, ofrecía datos tanto de las ondas beta y zeta del cerebro, como de los niveles de oxigenación de éste.

Los resultados del estudio tienen importantes implicaciones en el diagnóstico del TDAH, ya que corroboran los de estudios previos que indicaban que el nivel de activación de la zona prefrontal es esencial en la evaluación de la patología

Mediante este nuevo método, y tras someter a los menores a la realización de tareas repetitivas durante un intervalo de 20 minutos, los científicos comprobaron que había diferencias significativas en la actividad cerebral entre los niños con TDAH y los que no tienen la patología, siendo mucho más baja en el caso de los primeros. La investigación, además, también encontró disparidades entre los propios pacientes con TDAH, diferenciando claramente a los que padecen déficit de atención, de los que sufren hiperactividad.

Para los investigadores de la Universidad de Oviedo los resultados obtenidos en el estudio tienen importantes implicaciones en el diagnóstico de TDAH, ya que corroboran los de estudios previos que indicaban que el nivel de activación de la zona prefrontal es esencial en la evaluación del TDAH. E indican también que dependiendo de en qué zona se produzcan esos bajos niveles de activación, estaríamos hablando de un perfil ejecutivo distinto, ya que cuando éstos se presentan en la zona prefrontal central aparece el déficit de atención, mientras que cuando lo hacen en la izquierda se asocia con hiperactivad e impulsividad.

En virtud de todo ello, los autores del estudio consideran que esta diferenciación es de vital importancia para acertar con los tratamientos, por lo que destacan la importancia de determinar, a través del análisis de la activación cerebral, la existencia o no del TDAH en los pacientes y, en su caso, de afinar con el diagnóstico de la gravedad del mismo y la intervención requerida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD