PUBLICIDAD

Vapear cigarrillos electrónicos asociado a mayor riesgo de depresión

Las personas que vapean usando cigarrillos electrónicos podrían tener hasta el doble de probabilidades de desarrollar depresión, siendo incluso peor en el caso de los jóvenes, según un reciente estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

17/12/2019

Hombre con síntomas de depresión vapeando

El uso de cigarrillos electrónicos se ha convertido en una epidemia en algunos países como Estados Unidos, especialmente entre los jóvenes. Allí, un grupo de investigadores de la Universidad de John Hopkins (EE.UU.) ha analizado cuál es la relación entre el vapeo y la incidencia de la depresión y ha encontrado una relación entre ambas muy fuerte.

La investigación, publicada en la revista JAMA Network Open Trusted Source, tuvo en cuenta una muestra de 892.394 personas a partir de 18 años que analizaron entre 2016 y 2017. Tras obtener todos los datos, los autores encontraron que aquellos que usaban el e-cigarrillo tenían el doble de probabilidades de informar de una depresión.

El uso del cigarrillo electrónico podría ser predictivo de futuros comportamientos suicidas en personas con antecedentes depresivos

Concretamente, encontraron que el 34% de los participantes que usaban cigarrillos electrónicos habían tenido alguna vez depresión clínica, en comparación con el 15% de los que nunca lo habían probado. Además, observaron que el 27% de los que habían practicado tiempo atrás el vapeo también tenían más riesgo de padecer este trastorno mental, comparado con el 15% de los que no habían fumado ecigarrillos.

Mayor frecuencia de vapeo, más riesgo de depresión

Esta asociación aumentaba en función de si se usaba con más frecuencia. Otro de los hallazgos de este estudio ha sido que esta práctica podría ser un indicativo predictivo de actos suicidas futuros en personas que tienen antecedentes de depresión. Olufunmilayo Obisesan, uno de los autores de la investigación, hace hincapié en que los usuarios del vapping son más susceptibles a la depresión, y en el caso de los jóvenes, esto ocurre en un momento de sus vidas donde son mucho más vulnerables.

Por ello, recomiendan que se les informe correctamente de los riesgos que conlleva el uso de los cigarrillos electrónicos, que utilizan baterías de calor para generar una mezcla entre nicotina y sabores en una nube de vapor, que muchos creen que es menos nociva que la nube de humo resultante de un cigarro convencional. Sin embargo, la realidad es que el vapeo, incluso aunque sea sin nicotina, también perjudican seriamente la salud, dañando corazón, cerebro y pulmones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD