PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La alergia a los ácaros afecta al 80% de los niños en la costa

El clima de la costa favorece la proliferación de ácaros, por lo que hasta el 80% de los niños sufre alergia a estos microorganismos. Evitar los alérgenos del polvo y las vacunas específicas son el tratamiento indicado.
La alergia a los ácaros afecta al 80% de los niños en la costa

La exposición continua a los ácaros provoca la inflamación de los bronquios de los niños, y les hace más sensibles a otro tipo de alergias e infecciones.

25 de Mayo de 2015

Entre el 70 y el 80% de los niños que residen en zonas costeras sufre alergia a los ácaros, unos microorganismos que proliferan cuando la temperatura es de unos 21 ºC y la humedad del 70%, unas condiciones ambientales que se suelen dar junto a la costa en primavera y otoño en comunidades como Cataluña o Canarias, como ha explicado la Dra. Ana María Plaza, presidenta de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), en el marco de su XXXIX Congreso, celebrado en Alicante.

El clima de la costa es favorable para los ácaros, que habitan en el interior de los hogares, en lugares alejados de la luz solar, por lo que los niños se encuentran expuestos a ellos a diario y esto, según la Dra. Plaza, les provoca una inflamación de los bronquios que les vuelve más sensibles a otro tipo de alergias o infecciones que pueden causar síntomas más agudos. Además, en el caso de que respiren gran cantidad de ácaros de una vez pueden sufrir un ataque agudo de asma o rinoconjuntivitis.

Es necesario que el diagnóstico sea preciso para prescribir inmunoterapia específica frente a las especies de ácaros a las que el niño tenga alergia

Para diagnosticar la alergia a los ácaros se realizan test in vivo e in vitro. Si el paciente da positivo, el tratamiento se basa en evitar los alérgenos procedentes del polvo, siguiendo para ello una serie de pautas de limpieza como utilizar aspirador con filtro de agua y fregona para eliminar el polvo de forma eficaz, y que en la casa –especialmente en la habitación del niño– no haya demasiados objetos, y que estos sean fáciles de limpiar.

Lo ideal es que las estancias sean luminosas y bien ventiladas, y que en la casa no haya alfombras ni moquetas. Tampoco se deben utilizar humidificadores en el dormitorio del menor, y hay que sustituir los muñecos de peluche por otros de plástico que se puedan lavar con agua.

Hay diferentes tipos de ácaros, por lo que el diagnóstico debe ser preciso para que se pueda también prescribir inmunoterapia específica frente a las especies a las que el niño tenga alergia. Y es que dependiendo de las características del afectado y del tipo de alergia, el especialista puede considerar indicado el tratamiento con una vacuna, que puede reducir los síntomas en un plazo de entre cuatro meses y un año.

Fuente: Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''