PUBLICIDAD

Hacer bricolaje o modelismo puede elevar el riesgo de cáncer de pulmón

Realizar tareas de bricolaje, modelismo, pintura o carpintería casera de manera habitual durante 10 años podría duplicar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, y hasta triplicarlo en el caso de no fumadores.
Escrito por: Natalia Castejón

21/01/2020

Hombre aficionado al bricolaje y la carpintería

Dedicar el tiempo libre a hacer tareas de bricolaje, pintura, carpintería, modelismo, artesanía o restauración de muebles puede parecer una buena manera de mantenerse activos, entretenerse y mejorar la salud. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Environmental Research, ha encontrado que llevar a cabo este tipo de tareas de forma frecuente, durante 10 años o más, podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

Según la investigación multicéntrica, llevada a cabo por numerosos neumólogos españoles e investigadores de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), en concreto ese riesgo podría duplicarse en el caso de las personas que se dedicaban a estas aficiones durante 10 años, independientemente de si eran o no fumadores, y llegaba hasta triplicarse en los no fumadores que habían realizado estas actividades durante más de 10 años.

Productos que comprometen la salud respiratoria

Algunos estudios anteriores ya habían indicado una relación entre el desempeño de algunas profesiones, como empleados de astilleros, pintores, carpinteros, ebanistas, trabajadores de la construcción, o de actividades industriales con goma y madera, y una mayor probabilidad de cáncer de pulmón.

Como explica el Dr. Alberto Ruano Raviña, investigador principal del estudio, esto se debe a que estos profesionales están en continuo contacto con pegamentos, colas, disolventes orgánicos, polvo de madera o barnices, entre otros productos que pueden comprometer la salud respiratoria. Según indican desde la SEPAR se estima que entre un 4% y un 24% de los fallecimientos por este tipo de cáncer se deben a la exposición a carcinógenos ocupacionales.

Entre un 4% y un 24% de las muertes por cáncer de pulmón están asociadas a la exposición a carcinógenos ocupacionales

En este trabajo se analizó a casi 3.000 personas en España, que se sometieron a varios cuestionarios para conocer sus hábitos de bricolaje y su consumo de tabaco, y se midieron los niveles de gas radón –que es peligroso para la salud– en sus hogares. Observaron que las personas que dedicaban más tiempo a estas tareas Do It Yourself (DIY) o hazlo tu mismo aumentaban todavía más su riesgo de cáncer de pulmón, pues dedicarle más de siete horas a la semana multiplicaba por cuatro la probabilidad de sufrir este tipo de cáncer.

Por todo ello, el Dr. Ruano advierte de la importancia de dejar de fumar y de evitar estos factores de riesgo asociados al bricolaje. Si aun así quieren hacerlo, recomienda llevarlo a cabo en lugares bien ventilados y usando medidas de protección contra los gases o partículas presentes en el ambiente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD