PUBLICIDAD

Aprobada la primera inmunoterapia para cáncer de vejiga y pulmón

Atezolizumab es la primera inmunoterapia para pacientes con cáncer de vejiga o de pulmón no microcítico localmente avanzado o metastásico aprobada y financiada en España por el Ministerio de Sanidad.
Escrito por: Eva Salabert

06/04/2018

Terapia para trata el cancer

La supervivencia de los pacientes con CPNM era de 14 meses con la administración de este tratamiento.

Un fármaco desarrollado por la compañía Roche, atezolizumab (Tecentriq), es la primera inmunoterapia con doble indicación, destinada al tratamiento del cáncer de vejiga y de pulmón, que acaba de ser autorizada por la sanidad pública española para los pacientes que tengan tumores de este tipo en estados avanzados o metastásicos.

Hasta ahora no se disponía de ninguna inmunoterapia para combatir el cáncer de vejiga –que tiene una elevada prevalencia, sobre todo en los varones–, y tampoco se habían producido avances en su tratamiento en las últimas tres décadas. El medicamento también está indicado para el cáncer de pulmón no microcítico (CPNM), que supone el 85% de los tumores que se desarrollan en este órgano.

Atezolizumab potencia la respuesta inmunitaria, favoreciendo la activación de los linfocitos T (células del sistema inmune) para que ataquen a las células cancerosas

Atezolizumab es un anticuerpo monoclonal que potencia la respuesta inmunitaria, favoreciendo la activación de los linfocitos T (células del sistema inmune) para que identifiquen y destruyan a las células cancerosas. En ambas neoplasias, el fármaco está indicado para aquellos pacientes que hayan recibido un tratamiento en primera línea con quimioterapia y cuyos tumores se encuentren en estadios localmente avanzados o metastásicos.

Atezolizumab aumenta la supervivencia en pacientes con CPNM

En los ensayos clínicos realizados para probar la seguridad y eficacia de esta inmunoterapia se ha comprobado que la supervivencia de los pacientes con CPNM –una enfermedad todavía incurable– era de 14 meses con la administración de este tratamiento, cuatro meses más que los que habían recibido quimioterapia.

Mariano Povencio, presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) ha explicado que es necesario identificar a los pacientes que van a responder mejor a estas nuevas terapias, y tras confirmar la eficacia del medicamento en etapas avanzadas de la enfermedad, iniciar su uso en fases tempranas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD