PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Un fármaco aumenta la supervivencia en pacientes con linfoma del manto

Dos estudios demuestran que el medicamento ibrutinib es eficaz para tratar algunos casos de linfoma de células del manto (LCM) –un cáncer raro con mal pronóstico–, aumentando la supervivencia con menor toxicidad.

27/12/2017

Un fármaco aumenta la supervivencia en pacientes con linfoma del manto

Los afectados con linfoma de células del manto tienen una supervivencia media de 3-4 años.

El fármaco ibrutinib, que se emplea como tratamiento de primera línea en la leucemia linfocítica crónica (LLC), ha demostrado su eficacia para tratar a un grupo de pacientes con linfoma de células del manto (LCM) –un cáncer poco frecuente e incurable– en recaída o refractarios, al mejorar significativamente su supervivencia libre de progresión de la enfermedad, que ha llegado a 33,6 meses, según los resultados de dos ensayos en fase 2 y 3, presentados en el 59 congreso de la Asociación Americana de Hematología.

El linfoma de células del manto constituye alrededor del 6% de todos los linfomas, los afectados tienen una supervivencia media de 3-4 años. Ibrutinib, que funciona bloqueando los mecanismos del linfocito B que proliferan en este tipo de cáncer, eliminando o reduciendo el número de células cancerosas, se administró a un total de 370 pacientes con LCM en recaída o refractarios, con el objetivo de comprobar sus efectos en esta enfermedad.

Dolores Caballero, responsable de la Unidad de Trasplante del Servicio de Hematología del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, y que ha participado en en los ensayos realizados para probar el medicamento, ha explicado que anteriormente ya habían comprobado la superioridad de Ibrutinib frente a temsirolimus, y que en el caso de los pacientes con solo una recaída previa este medicamento obtiene mejores resultados y produce menos toxicidad, aunque también hay un buen grupo de pacientes que responde a tratamientos reiterados.

En el caso de los pacientes con solo una recaída previa, ibrutinib obtiene mejores resultados y produce menos toxicidad

De hecho, la tasa de respuesta alcanza el 77,8 tras la primera recaída, y el 66% tras dos o más. Además, ibrutinib tiene una buena tolerancia, y de los 115 pacientes que siguen tomándolo, 40 llevan haciéndolo cuatro años o más. Según afirma Simon Rule, profesor de Hematología en la Universidad de Plymouth (Reino Unido), la presencia de efectos secundarios es menos habitual cuando los pacientes se tratan antes.

Podría ser un tratamiento de primera línea para el linfoma del manto

Los buenos resultados conseguidos con este medicamento ha despertado el interés de los científicos por seguir investigando para emplearlo como tratamiento de primera línea de LCM. Así, el Grupo Europeo del Linfoma del Manto lo está haciendo con personas jóvenes con esta patología, mientras que el Grupo Español de Linformas y Trasplantes de Médula Ósea (GELTAMO), lo está probando en el LCM indolente combinándolo con rituximab.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD