PUBLICIDAD

Descubren en murciélagos un nuevo virus con efectos similares al ébola

El virus Měnglà, recién descubierto en China en una variedad de murciélagos, podría causar una infección con síntomas similares a los que provoca el ébola en el caso de ser transmitido a los seres humanos.
Escrito por: Caridad Ruiz

11/01/2019

Murciélago portador de un virus parecido al ébola

Científicos de la escuela de medicina Duke-NUS de Singapur y de la Academia de Ciencias de China han descubierto un nuevo virus, llamado Měnglà, que se encuentra en los murciélagos de este país, y cuya infección en los seres humanos podría tener efectos tan devastadores como los provocados por el virus del Ébola y el de Marburgo, como fiebre hemorrágica. El nombre se debe a que se encontró en el condado de Měnglà, al sur de China, haciendo frontera con Laos y Birmania.

Los investigadores, que han publicado los resultados de su trabajo en la revista Nature Microbiology, encontraron este nuevo virus mientras estudiaban en murciélagos la diversidad de los filovirus (grupo al que pertenecen los de Marburgo y ébola), cuya infección causa necrosis en el hígado, el bazo y los ganglios linfáticos, además de fiebres hemorrágicas con un elevado índice de mortalidad.

El virus Měnglà aún no ha infectado a humanos

El virus Měnglà, que de momento no ha causado brotes infecciosos en las personas, solo comparte del 32 al 54% de su secuencia genética con otros filovirus conocidos. Representa un nuevo género llamado Dianlovirus, dentro de los filovirus, y los estudios de los investigadores asiáticos confirmaron que está muy relacionado con los virus Ébola y Marburgo, ya que comparte con estos la capacidad de unirse a los mismos receptores celulares, la proteína NPC1, para penetrar en las células y causar la infección.

El descubrimiento del virus Měnglà ayudará a identificar futuros riesgos y a desarrollar programas que eviten el contagio en humanos

Los científicos han señalado la importancia que tiene este descubrimiento en el marco de la globalización, ya que permitirá identificar y evaluar el riesgo de posibles brotes y desarrollar programas para evitar el contagio en humanos. Por el momento, el virus solo se ha identificado en un tipo de murciélago, el Rousettus, que se encuentra en China, algunas zonas de Asia, África y el Pacífico, pero la idea es realizar más pruebas en otras especies.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD