La genética aumenta la propensión a la infección por gripe aviar H7N9

Las personas con una variante genética rara en el gen MX1 son más susceptibles a contraer una infección por gripe aviar H7N9 –que tiene una mortalidad del 39%– lo que muestra que dicho gen ayuda a controlar infecciones zoonóticas.
Escrito por: Eva Salabert

24/08/2021

Veterinaria sosteniendo un pollo en una granja.

Es poco frecuente que los seres humanos se infecten con algún virus responsable de gripe aviar, pero esto constituye un peligro para la salud pública porque, según los expertos, podría convertirse en una fuente de nuevas cepas de virus con potencial para causar pandemias. Ahora, un grupo iternacional de investigadores ha encontrado pruebas que indican que las personas con variantes en el gen MX1 tienen más propensión a las infecciones por influenza aviar H7N9, lo que demuestra que dicho gen desempeña una función clave para controlar las infecciones zoonóticas por el virus de la influenza aviar A (IAV) en humanos. 

El H7N9 es una cepa de la gripe aviar de la especie Influenza virus A, y aunque hasta ahora se han producido muy pocas infecciones por este virus en humanos, se ha comprobado que tienen una elevada tasa de mortalidad, que alcanza el 39%, y estudios previos han mostrado que la exposición a las aves de corral es el mayor factor de riesgo para que una persona contraiga la infección.

El 10% de los infectados presentaba el gen MX1 con variaciones, pero no lo tenía ninguno de los individuos que no se había infectado

Estas investigaciones también demostraron que solo el 7% del total de infecciones se produjo en trabajadores avícolas; un hallazgo que planteó la posibilidad de que algunas personas sean más susceptibles a la infección por la cepa H7N9 que otras, lo que sugiere una diferencia genética, que fue lo que decidieron buscar los autores del nuevo estudio, que se ha publicado en Science.

Influenza aviar H7N9 determinada por variantes del gen MX1

Para llevar a cabo el estudio se obtuvieron muestras de tejido de 220 personas en China que se habían infectado por la cepa H7N9 entre 2013 y 2017 y muestras de 116 trabajadores avícolas que nunca habían sido infectados por el virus a pesar de su contacto con estos animales, y realizaron una secuenciación genética en todas ellas.

Los resultados de dicha secuenciación revelaron lo que los investigadores han descrito como un predominio de infecciones en las personas con variantes del gen MX1. Los genes MX1 codifican para inducir la proteína antiviral de interferón MxA, y las personas que carecen de estas proteínas tienen más probabilidades de sufrir una infección. Los investigadores comprobaron que el gen con variaciones estaba presente en el 10% de los pacientes infectados y no lo hallaron en ninguno de los individuos que no se había infectado, ni siquiera en los empleados en granjas avícolas.

Los genes MX1 codifican para inducir la proteína antiviral de interferón MxA, y las personas que carecen de estas proteínas tienen más probabilidades de sufrir una infección

Realizaron otra prueba evaluando a 4.078 personas al azar, en la que encontraron variantes de MX1 en alrededor del 1,78% de ellas. Y en otro experimento hallaron que todas las variantes de MX1 que habían identificado, menos tres, podrían estar vinculadas a una actividad de MxA inferior a la que se desarrollaría en condiciones normales para combatir al virus que causa la gripe aviar H7N9.

Según afirman los autores del trabajo sus hallazgos indican que los individuos con variantes del gen MX1 tienen una menor capacidad de protegerse frente a las infecciones por influenza aviar H7N9, por lo que sugieren que se debería identificar a las personas que presentan variantes similares que disminuyen sus posibilidades de defenderse de otras infecciones virales, porque de esta forma se podría contribuir a prevenir o reducir el impacto de futuras pandemias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD