PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

La probabilidad de sufrir un infarto es superior tras pasar la gripe

Las personas con gripe tienen un riesgo más alto de sufrir un ataque al corazón como consecuencia de la inflamación que provoca la enfermedad en el cuerpo, y que puede afectar especialmente a las arterias.
Escrito por: Natalia Castejón

01/02/2018

Hombre con gripe

La gripe puede provocar una inflamación en el organismo que desencadenaría un ataque al corazón.

Contraer infecciones respiratorias, y en especial la influenza o gripe, aumenta el riesgo de tener un infarto agudo de miocardio, según las conclusiones que han dado a conocer un grupo de investigadores canadienses tras llevar a cabo un estudio que han publicado en la revista The New England Journal of Medicine (NEJM).

Según han explicado estos expertos la probabilidad de sufrir un ataque al corazón es seis veces mayor en la primera semana después de ser diagnosticada de gripe, y esta asociación es más acusada en el caso de personas de la tercera edad y en los pacientes con antecedentes de infarto. Por ello, Jeff Kwong, investigador de Salud Pública Ontario, en Canadá, y uno de los autores del estudio, hace hincapié en la importancia de vacunarse, especialmente los grupos de riesgo, entre los que debería incluirse a aquellos con posibles problemas cardiacos.

El riesgo de tener un infarto cuando se padece gripe es seis veces mayor en la primera semana después de diagnosticar la infección

La inflamación es la causa del aumento del riesgo de infarto

La explicación a la que se atribuye esta asociación en el trabajo es que la infección por gripe puede generar una inflamación en el organismo, que podría desencadenar la rotura de las placas que obstruyen las arterias en las personas que tienen este problema. Es entonces cuando una de las arterias que llevan la sangre al corazón puede verse bloqueada y provocar un infarto de miocardio con consecuencias fatales para el afectado.

En la investigación se analizaron 20.000 casos de infección por el virus de la gripe que se habían producido entre los años 2009 y 2014. De todos ellos, se observó que 332 correspondían a pacientes que tuvieron que ser atendidos por presentar un ataque al corazón en el año siguiente a ser diagnosticados con gripe.

Gracias a este trabajo se han podido corroborar los anteriores estudios que relacionaban las infecciones respiratorias con una mayor probabilidad de tener un infarto, y sus autores pretenden que se adopten medidas para vacunar a todos los que estén en el grupo de riesgo cardiaco ya que, aunque la vacuna no es efectiva contra todos los virus responsables de la gripe, siempre es mejor algún tipo de profilaxis que ninguna, además de adoptar otras medidas de prevención como lavarse las manos correctamente y a menudo, y evitar permanecer en lugares cerrados donde se reúnan muchas personas durante la temporada álgida de la gripe.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD