PUBLICIDAD

Un ambiente con baja humedad aumenta el riesgo de contraer la gripe

En invierno las personas se más contagian de la gripe no solo por el frío, también por la falta de humedad en el ambiente, que dificulta la respuesta inmune para hacer frente al virus, según un estudio de la Universidad de Yale.
Escrito por: Caridad Ruiz

17/05/2019

Hombre con problemas de gripe

Una investigación de la Universidad de Yale (EE.UU.) señala que la baja humedad, más típica del invierno, es una de las causas de la propagación del virus de la gripe y de que el sistema inmunológico no sea capaz de vencer la infección, provocando que un mayor número de personas enfermen e incluso mueran en estas condiciones climáticas. Por ese motivo, los autores de este trabajo aconsejan en invierno el uso de humidificadores que lanzan vapor de agua en el hogar, los colegios, el trabajo o incluso en los centros sanitarios para reducir los síntomas gripales y acelerar la recuperación de los enfermos.

Para la investigación, que se ha publicado en la revista Proceedings oif the National Academy of Sciences (PNAS), los científicos utilizaron ratones modificados genéticamente para resistir la a los virus de la gripe como hacen los humanos. A los animales se les instaló en diferentes cámaras todas ellas con la misma temperatura, pero con una humedad baja o normal. A continuación, fueron expuestos al virus de la gripe A.

Menor respuesta inmunitaria con baja humedad

Descubrieron entonces que la baja humedad dificultaba la respuesta inmune de los animales e influía de diferentes maneras. Por un lado evitó que los cilios, unas estructuras con forma de vello que se encuentran en las células de las vías respiratorias, eliminasen las partículas virales y el moco. Por otro, redujo la capacidad de las células de las vías respiratorias par reparar el daño causado por el virus en los pulmones.

Cuando la humedad relativa del ambiente es baja el sistema inmunitario no “trabaja” al cien por cien frente al virus de la gripe

Por último, observaron que en un ambiente de baja humedad no funcionó otro sistema defensivo que tiene el organismo humano: los interferones o proteínas liberadas por las células infectadas por el virus para alertar al a las células vecinas del peligro que existe.

Según la directora de la investigación, la profesora de inmunobiología Akiko Iwasaki, es bien conocido que en los lugares donde el ambiente es más seco se produce un aumento en la incidencia de la gripe y de la mortalidad. También señala que si los resultados del experimento realizado con ratones se confirman en humanos se habrá podido encontrar una explicación a por qué la falta de humedad influye en la gripe. En un estudio anterior realizado por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., publicado en PLOS ONE, descubrieron que cuando la humedad relativa era baja el virus mantenía su capacidad de contagio intacta, pero cuando era del 40% o mayor disminuía a la mitad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD