PUBLICIDAD

Inteligencia artificial para predecir infartos a través de los ojos

Google está trabajando en crear una inteligencia artificial que podrá detectar el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular con solo observar los vasos sanguíneos de los ojos.
Escrito por: Natalia Castejón

23/02/2018

Concepto de inteligencia artificial a través de los ojos

 La precisión de la inteligencia artificial para detectar infartos es casi igual que la de un análisis de sangre.

Un nuevo algoritmo podría predecir el riesgo de sufrir un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular y otros problemas del sistema circulatorio escaneando los ojos de los pacientes. La máquina de inteligencia artificial que hace esto posible, y con nada menos que una tasa de éxito del 70%, ha sido creada por miembros de Verily, la filial de Google sobre tecnología.

En la investigación, publicada en la revista Nature Biomedical Engineering, el nuevo sistema inteligente analizó los exámenes clínicos de unas 300.000 personas, y fue capaz de detectar en los ojos variables como la presión arterial, la edad, si son fumadores o no, y otros factores de riesgo que intervienen en la aparición de un infarto o un accidente cerebrovascular, con una precisión casi igual que la de un análisis de sangre, 70% frente al 72%.

Escanear los ojos es una manera simple y nada invasiva para detectar algunos de los problemas más comunes del sistema circulatorio

A través de la pupilas se pueden observar los vasos sanguíneos

Los autores del estudio decidieron que la máquina de inteligencia artificial analizara los ojos porque, mientras en otras partes del cuerpo los vasos sanguíneos están ocultos tras la piel y otros tejidos, a través de las pupilas es posible observar los vasos sanguíneos situados en la parte posterior de la retina, y escanear los ojos es una manera simple y nada invasiva para detectar algunos de los problemas más comunes del sistema circulatorio, como las constricciones causadas por la hipertensión, los coágulos debidos al colesterol, o cualquier otra anomalía relacionada con la salud cardiovascular.

La exploración ocular se suele emplear para valorar un posible diagnóstico de glaucoma o de enfermedad ocular por diabetes, pero también sirve para determinar si la presión arterial es elevada y otros trastornos asociados a este problema, y aunque los autores afirman que todavía queda mucho por investigar sobre el algoritmo y es necesario mejorarlo, esta nueva tecnología podría convertirse en una primera línea de intervención para evaluar en los ojos el riesgo de problemas cardiovasculares y prevenirlos con antelación, de una manera eficaz y nada invasiva.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD