El coronavirus SARS-CoV-2 podría llevar décadas en los murciélagos

Un estudio señala que el SARS-CoV-2 procede de un linaje de coronavirus que se separó hace entre 40 y 70 años, y que ha estado décadas circulando en los murciélagos sin ser detectado hasta que se produjo su salto a los humanos.
Escrito por: Eva Salabert

31/07/2020

El SARS-CoV-2 podría llevar décadas en los murciélagos

Conocer el origen del coronavirus SARS-CoV-2 responsable de la actual pandemia es fundamental para desarrollar estrategias efectivas que ayuden a evitar futuros brotes epidémicos. Hay numerosas teorías al respecto, incluyendo las conspiranoicas que lo asocian a una creación de laboratorio, y una de las más plausibles es que su huésped original sean los murciélagos, de donde habrían saltado a los humanos o bien directamente, o a través de otro animal, como el pangolín o la serpiente.

De hecho, el nuevo coronavirus comparte más de 96% de su genoma con coronavirus que infectan a murciélagos, y un nuevo estudio realizado por un equipo de científicos internacional ha comprobado que el linaje de ambos coronavirus se separó hace entre 40 y 70 años, lo que significaría que el SARS-CoV-2 lleva varias décadas circulando entre los murciélagos sin ser detectado.

"Hay linajes víricos en murciélagos con potencial zoonótico que no han sido muestreados"

Los autores de la nueva investigación, que se ha publicado en Nature Microbiology, advierten que durante ese tiempo se pueden haber diferenciado más linajes que tengan las características adecuadas para resultar infectivos para los seres humanos, es decir, que ese prologado "periodo de divergencia sugiere que hay linajes víricos en murciélagos con potencial zoonótico que no han sido muestreados".

Se trata de virus que tienen una elevada capacidad para intercambiar material genético entre ellos y esto implicaría, según afirman los investigadores, que resultará difícil identificar a aquellos virus con el potencial de desencadenar brotes epidémicos en humanos antes de que emerjan, y que por lo tanto es necesaria establecer un "sistema de vigilancia de enfermedades en tiempo real que rápidamente pueda identificar y clasificar patógenos".

Un virus que saltó de los murciélagos a los humanos en 2019

Los resultados del nuevo estudio sugieren que lo más probables es que un virus de una población de murciélagos de la provincia de Yunnan, en el sureste de China, "de donde proceden los virus con parentesco más próximo al SARS-CoV-2", hubiera saltado directamente a los humanos, aunque no descartan –ni tampoco apoyan– que el pangolín hubiera actuado como intermediario en dicho salto.

Maciej F. Boni, de la Universidad del Estado de Pensilvania (EE.UU.) y uno de los autores del trabajo, ha explicado a SINC que, de acuerdo con los resultados de otros análisis de genomas virales publicados por otros científicos, noviembre de 2019 sería la fecha más probable en la que se produjo la transmisión a los humanos.

Resultará difícil identificar a aquellos virus con el potencial de desencadenar brotes epidémicos en humanos antes de que emerjan

Boni y sus compañeros emplearon tres técnicas distintas para identificar zonas del genoma del virus que se han mantenido estables, sin experimentar intercambios genéticos, y compararon genomas de virus del mismo subgénero que el SARS-CoV-2, observando que comparte un linaje ancestral con su pariente conocido más próximo, denominado RaTG13. Cada una de las técnicas ofrece una fecha probable en la que se produjo la separación: 1948, 1969 y 1982, y por eso se concluye que el nuevo coronavirus debe llevar décadas evolucionando en murciélagos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD