El COVID-19 puede transmitirse por el aire, según ha afirmado la OMS

Después de las elucubraciones de los últimos días sobre si el COVID-19 se podría transmitir por el aire, la OMS ha admitido que cada vez hay más evidencias que lo afirman, por lo que creen que se debería aumentar las medidas de protección individual.
Escrito por: Natalia Castejón

13/07/2020

El coronavirus puede transmitirse por el aire, según ha afirmado la OMS

Hace unos días 239 científicos de todo el mundo reclamaban que se considerase la posibilidad y se alertase a la población de que el coronavirus podía transmitirse por el aire, a lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) contestaba reconociendo esta posibilidad pero alegando que la evidencia todavía no era definitiva. Días después, la OMS ha publicado un documento actualizado en el que afirma que existen cada vez más evidencias científicas que lo corroboran.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha resuelto las dudas sobre cómo se transmite el SARS-COV-2 e indica que, además de las vías de contagio informadas hasta ahora, como contacto con una persona infectada, con superficies contaminadas o con secreciones de boca y nariz de los enfermos, también algunos procedimientos como reanimaciones cardiopulmonares o intubaciones pueden producir gotitas muy pequeñas de aerosoles que tienen la capacidad de mantenerse durante más tiempo en el ambiente, aumentando el riesgo de contagio.

¿Puedo contagiarme en un sitio cerrado?

La reapertura de restaurantes, cines, iglesias o incluso la vuelta al lugar de trabajo también ha hecho que se reavive la polémica sobre la seguridad de estar en sitios cerrados con bastante gente y, en muchos casos, sin mascarillas. La OMS asegura que no se puede descartar que la transmisión de los aerosoles sea mayor en los lugares cerrados y que tengan una ventilación inadecuada y donde se pase un gran periodo de tiempo hablando, gritando o cantando.

En los sitios cerrados en los que se hable o cante durante mucho tiempo existe más riesgo de contagio por los aerosoles del coronavirus suspendidos en el aire

Por tanto, ahora existe la duda de si se debería aumentar la distancia interpersonal, marcada ahora en 1,5 metros, hacer obligatorio el uso de mascarillas u otras medidas restrictivas en espacios cerrados para evitar el contagio masivo.

A pesar de esta afirmación, la OMS ha advertido que el COVID-19 es una enfermedad nueva y que por lo tanto se debe seguir investigando para comprender todas las interrogantes sobre ella, como las diferentes rutas de transmisión, la dosis de virus requerida para el contagio, las personas y situaciones que facilitan la infección, la proporción de infectados que permanecen asintomáticos o los factores específicos que impulsan la transmisión sin síntomas, entre otros.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD