La quercetina, un compuesto natural, podría combatir el coronavirus

Un proyecto español que busca sustancias que inhiban la actividad de proteínas virales clave para el coronavirus ha identificado a la quercetina, un compuesto natural, como un potencial fármaco para combatir el COVID-19.
Escrito por: Eva Salabert

06/08/2020

La quercetina podría combatir el coronavirus

La quercetina es un compuesto natural que podría convertirse en un potencial tratamiento del COVID-19, según se ha comprobado en un estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Zaragoza (Unizar) que se ha publicado en International Journal of Biological Macromolecules. El objetivo de la investigación era encontrar fármacos capaces de inhibir la actividad de dos proteínas virales, 3CLpro y PLpro, que resultan claves para el coronavirus.

Los resultados del trabajo indican que la quercetina es un potente inhibidor de la enzima 3CLpro, por lo que si se demuestra su actividad en los seres vivos se podría optimizar su función mediante la síntesis de derivados con mejores propiedades para desarrollar un medicamento eficaz contra la infección por SARS-CoV-2.

Qué es la quercetina

La quercetina es un flavonoide, un tipo de compuestos naturales con propiedades antioxidantes, que protegen a nuestro organismo del daño que provocan los radicales libres, agentes oxidantes como la contaminación atmosférica, los rayos ultravioleta, o sustancias químicas presentes en los alimentos, entre otros, que aceleran el envejecimiento y pueden aumentar la probabilidad de desarrollar enfermedades.

La quercetina es un flavonoide con propiedades antioxidantes, que protege al organismo frente a los radicales libres que aceleran el envejecimiento y aumentan el riesgo de enfermedades

Nuestro cuerpo no puede producir flavonoides, por lo que es necesario obtenerlos a través de la dieta o mediante suplementos. Los flavonoides se encuentran en alimentos como frutas (manzanas, tomates, uvas), hortalizas y verduras (cebolla, coliflor, repollo, brócoli, nabos) semillas, soja, y en bebidas como la cerveza, el vino tinto, el té verde, o el té negro, así como en extractos de plantas como arándano, gingko biloba, cardo mariano o crataegus.

La quercetina podría combatir el coronavirus

Diferentes antivirales contra una probable evolución del SARS-CoV-2

Además de la quercetina, los investigadores han identificado otros posibles compuestos con actividad biológica contra la misma proteína diana y actualmente realizan ensayos que permitan confirmar los resultados obtenidos. Este proyecto está siendo dirigido por Adrián Velázquez, investigador de la Agencia Aragonesa para la Investigacón y el Desarrollo (ARAID) del Gobierno de Aragón para la captación de talento y adscrito al BIFI desde 2008.

Será necesario disponer de medicamentos con diferentes mecanismos de acción contra el coronavirus para reducir la posible aparición de resistencias a fármacos

Este científico ha explicado que aunque los ensayos clínicos que ya se han puesto en marcha logren encontrar una terapia antiviral efectiva que se pueda aplicar en la clínica a corto plazo, a largo plazo también es necesario disponer de un arsenal terapéutico compuesto por medicamentos con diferentes mecanismos de acción que reduzcan al máximo la posible aparición de resistencias a fármacos asociadas tanto al tratamiento, como a la probable evolución natural del coronavirus, como ya ha sucedido con otras infecciones virales.

Velázquez, que ya investigó otros virus como el VIH y el SARS durante su etapa postdoctoral en Estados Unidos (1998-2003), se muestra optimista al respecto, y añade que está convencido de que "las herramientas experimentales desarrolladas permitirán actuar de forma rápida ante emergencias futuras causadas por virus similares a SARS-CoV-2".

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD