La vacuna anti-COVID-19 de Pfizer, eficaz en el ensayo preliminar

La vacuna contra el coronavirus BNT162b1 desarrollada por Pfizer y BioNTech se ha probado con éxito en un ensayo con 45 adultos sanos, en los que ha inducido una robusta respuesta inmunológica con altos niveles de anticuerpos.
Escrito por: Eva Salabert

13/08/2020

La vacuna anti-coronavirus de Pfizer, eficaz en el ensayo preliminar

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech que se ha probado en un ensayo clínico preliminar en el que han participado 45 adultos sanos (23 hombres y 22 mujeres no embarazadas) de entre 18 y 55 años de edad, ha logrado inducir una robusta respuesta inmunológica en estos voluntarios, según revelan los resultados que se han publicado en Nature.

La vacuna, que se denomina BNT162b1, es la más prometedora de la cuatro que han desarrollado en colaboración la farmacéutica estadounidense Pfizer y la compañía alemana BioNTech, todas las cuales están basadas en el ARRN mensajero para provocar una respuesta inmune en los individuos en los que se emplea.

En los voluntarios vacunados los niveles de anticuerpos neutralizantes del coronavirus fueron de 1,9 a 4,6 veces más elevados que los de personas recuperadas de COVID-19

El objetivo del ensayo clínico en fase 1/2 era evaluar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de este fármaco, que se administra por vía intramuscular. Los adultos voluntarios en los que se probó se dividieron en dos grupos que recibieron de forma aleatoria dosis bajas 10 microgramos (µg), moderadas (30 µg), o elevadas (100 µg) de BNT162b1, o un placebo; además, las personas de los grupos a los que se suministraron 10 µg o 30 µg también recibieron una segunda dosis del producto el día 21.

La respuesta inmunológica aumentó con el nivel de la dosis

Los resultados mostraron que la vacuna provocaba una respuesta inmunológica robusta en los individuos que la recibieron, y que esta aumentaba con el nivel de la dosis y al recibir una segunda dosis. De hecho, en los voluntarios que fueron vacunados los niveles de anticuerpos neutralizantes del coronavirus fueron de 1,9 a 4,6 veces más elevados que los que presentaban personas recuperadas de COVID-19.

También se comprobó que generalmente el medicamento era bien tolerado, aunque algunos de los participantes en el ensayo experimentaron efectos secundarios de leves a moderados en los siete días posteriores a la vacunación, que se incrementaron con el nivel de la dosis. Las reacciones adversas referidas con mayor frecuencia fueron dolor local en la zona de la inyección, fatiga, dolor de cabeza y muscular, escalofríos, fiebre y alteraciones del sueño.

El estudio ha sido liderado por la Dra. Judith Absalon, que ha subrayado que es necesario realizar ensayos clínicos en fase 3, en los que la vacuna será probada en un número mucho mayor de personas, para confirmar la seguridad, potencia y duración de cualquiera de sus efectos protectores contra la infección por SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD