Por cada diagnóstico de coronavirus, habría 5-10 casos sin detectar

El número de casos de coronavirus indetectables podría ser mayor de lo pensado, según un informe chino que indica que por cada caso confirmado podría haber entre 5 y 10 más sin detectar, que serían los causantes de hasta el 80% de las nuevas infecciones.
Escrito por: Eva Salabert

17/03/2020

Prueba coronavirus

Por cada uno de los casos confirmados de infección por SARS-CoV-2 podría haber entre cinco y 10 más que no se hubieran identificado, según ha advertido un grupo de investigadores que ha realizado un estudio basado en datos de China. El trabajo, que se ha publicado en la revista Science, indica que aunque las personas con una infección no detectada suelen estar asintomáticas o manifestar síntomas de COVID-19 más leves, pueden ser responsables de hasta el 80% de los nuevos casos, por lo que, concluyen, la 'transmisión sigilosa' alimenta la rápida propagación del brote de coronavirus, al menos, dicen, en los casos estudiados en China.

Además, y según ha explicado el Dr. Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Universidad de Columbia y autor principal del estudio, el hecho de que alguien contraiga COVID-19 por tener contacto con un individuo con síntomas leves no significa que su enfermedad también vaya a cursar sin complicaciones, sino que podría ser mucho más grave, e incluso hacer necesario el ingreso en UCI.

Que alguien contraiga COVID-19 por tener contacto con un individuo con síntomas leves no significa que su enfermedad también vaya a cursar sin complicaciones

Esto pone de nuevo de manifiesto la importancia de determinar quiénes están infectados, para que se aíslen incluso de las personas con las que comparten el hogar, y refuerza la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que los países afectados realicen los test que detectan la presencia del coronavirus a todos aquellos que manifiesten síntomas que hagan sospechar la infección.

Aumentar el número de pruebas para diagnosticar COVID-19

Y es que el acceso a las pruebas para diagnosticar la infección ha sido insuficiente, o incluso inexistente en amplias zonas de países como Estados Unidos. Allí, la Dra. Elizabeth Halloran, profesora de bioestadística de la Universidad de Washington e investigadora principal del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, ha declarado que es fundamental establecer pruebas a gran escala y desarrollar test rápidos de bajo coste para que aquellos que lo necesiten puedan hacerse la prueba.

Los autores de la investigación elaboraron un modelo para analizar la propagación natural del coronavirus en China, antes de que las autoridades del país prohibieran viajar e implementaran medidas para aumentar las pruebas entre la población, basándose en infecciones documentadas en este país y en datos de movilidad y de la interacción social entre los ciudadanos, para hacer una estimación del número de casos que no se habían identificado, así como de las tasas de infección.

Un modelo revela que en China, entre diciembre de 2019 y finales de enero de 2020, alrededor de seis de cada siete casos de SARS-CoV-2 no fueron detectados

Comprobaron así que en el periodo de tiempo estudiado, entre diciembre de 2019 y finales de enero de este año, alrededor de seis de cada siete casos no fueron detectados; una situación similar a la actual en Estados Unidos y otros países occidentales donde no existe aún una amplia disponibilidad de las pruebas de detección del SARS-CoV-2.

Sin embargo, cuando el gobierno chino aisló el epicentro del brote el 23 de enero y comenzó a practicar pruebas generalizadas a la población, la situación cambió significativamente, y con el paso del tiempo los test detectaron alrededor del 60% de los casos positivos, frente al 14%.

El equipo de científicos, formado por investigadores de cinco instituciones, incluyendo el Imperial College London, la Universidad Tsinghua en Beijing y la Universidad de Hong Kong, ha señalado que el número de infectados no detectados por cada uno de los confirmados puede variar dos veces de un país a otro.

En el caso de Estados Unidos, según afirma Shaman, si hay 3.500 casos confirmados, es posible que en realidad sean 35.000 las personas infectadas. En España, y tras la recomendación de la OMS, Fernando Simón, director del centro de Alertas y Emergencia sanitarias, ha asegurado que se está realizando un gran esfuerzo para incrementar el número de pruebas de detección y para que estas se realicen a todos aquellos que manifiesten síntomas, y no solo a los más graves.  

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD