Un test del CSIC detecta la inmunidad COVID-19 con 98% de fiabilidad

Llega al mercado un nuevo test de anticuerpos en formato kit ELISA, desarrollado por el CSIC, que detecta hasta tres tipos de anticuerpos en la sangre y la respuesta inmune ante el COVID-19 con un 98% de fiabilidad.
Escrito por: Natalia Castejón

18/12/2020

Test de anticuerpos del CSIC

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Los test diagnósticos son una tecnología importante para controlar la pandemia de COVID-19, pues son capaces de detectar si una persona está contagiada mediante PCR o test rápidos, pero también si ya ha pasado la enfermedad, mediante test serológicos de anticuerpos. Miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han creado un nuevo test de anticuerpos que indica si un paciente ha desarrollado inmunidad frente al COVID-19.

Los test de anticuerpos detectan las proteínas generadas por el sistema inmunitario en respuesta a la infección por el coronavirus, por ese motivo este resultado aporta información importante para conocer la cantidad de población que ha pasado la Covid-19 y se ha inmunizado.

La particularidad de estos nuevos test, cuyo procedimiento se lleva a cabo con la técnica ELISA, es que tienen una fiabilidad del 98%, según los ensayos llevados a cabo por los servicios de Inmunología del Hospital Universitario de la Princesa y del Hospital Universitario de La Paz, y que han publicado en la revista Journal of Immunology.

Resultados del test en 2 horas

Este test, que será producido por la empresa española Immunostep, es capaz de medir tres tipos de anticuerpos en la sangre de las personas que se lo hacen, viendo así si han estado expuestos al SARS-CoV-2 y se han inmunizado. Los resultados tardan unas dos horas en mostrarse y otra de las ventajas es que esta prueba se puede automatizar.

“La principal novedad del test es que se basa en proteínas virales que hasta ahora no se habían estudiado para emplearlas en diagnóstico”, explica Mar Valés, investigadora del CNB-CSIC. Hugh Reyburn, Mar Valés, José María Casasnovas y José Miguel Rodríguez Frade son los investigadores que han conseguido identificar una nueva proteína que actúa como antígeno y la han combinado con otros antígenos virales en este test, logrando una efectividad del 98%.

“Hemos encontrado que la proteasa, una proteína que fabrica el virus durante la infección, puede ejercer como antígeno. Los pacientes generan anticuerpos que se pueden detectar en muestras de sangre”, añade. El diseño para fabricar la proteasa ha estado dirigido por el investigador Hugh Reyburn, del CNB-CSIC. Una vez purificada, esta proteína se utiliza para capturar los anticuerpos contra el coronavirus que contiene el suero (sangre) del individuo que ha pasado la enfermedad y ha desarrollado la inmunidad. El kit permite medir esta reacción mediante un cambio de color, explica Valés.

Los investigadores han identificado una nueva proteína que actúa como antígeno y combinado con otros antígenos virales en este test, logrando una efectividad del 98%

Todo ello permite comprobar la respuesta a anticuerpos frente a más proteínas de las que habitualmente se incluyen en la mayoría de los test. “El test es extremadamente sensible, y la combinación de un nuevo antígeno con las inmunoglobulinas IgG e IgA permite tener la detección de anticuerpos prácticamente desde el inicio de los síntomas”, indica Ricardo Jara, de Immunostep.

Así, “el nuevo test permite identificar tres tipos de anticuerpos, llamados inmunoglobulinas: la IgM, o inmunoglobulina M, es la primera que se genera tras la infección, generalmente a los cinco o seis días tras el inicio de los síntomas, e indica que el organismo está empezando a responder a la enfermedad y que la infección puede estar activa (y el paciente ser aún contagioso); la IgG, o inmunoglobulina G, se produce en un momento más avanzado y perdura varias semanas o meses, de forma que sirve para saber si una persona ha padecido la enfermedad en el pasado; y la IgA, o inmunoglobulina A, que aparece cuando el virus se encuentra en las mucosas”, señala el investigador José Miguel Rodríguez Frade, del CNB-CSIC, que ha codirigido el trabajo.

Además de estos kits ELISA, que se producen íntegramente en Salamanca, los investigadores han indicado que esta tecnología podría producirse en otro formato de tiras inmunocromatográficas, una técnica similar a la que se usa en las pruebas de embarazo, que se conocen como test rápidos de anticuerpos, pues el resultado se genera en solo 15 minutos. El CSIC ya está tratando con varias empresas españolas la licencia de estos test en este formato.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD