PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Tomar vino blanco incrementa el riesgo rosácea en las mujeres

Las mujeres que consumen alcohol como vino blanco y licores tienen más riesgo de desarrollar rosácea, una enfermedad cutánea que causa el enrojecimiento de la piel, especialmente en la cara y el cuello.
Mujer con rosácea levanta una copa de vino blanco

Una de las causas podria ser porque el alcohol produce una dilatación de los vasos sanguíneos.

05 de Mayo de 2017

La rosácea es una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel que hace que esta se muestre enrojecida de manera continua o intermitente, especialmente en la zona de la cara (mejillas) y el cuello. Aunque las causas de la rosácea son aún desconocidas, un grupo de investigadores de la Universidad Brown, en Providence (EE.UU.), ha descubierto que el consumo de alcohol, concretamente vino blanco y licores, podría ser un factor de riesgo para desarrollar esta enfermedad cutánea, especialmente en las mujeres.

La rosácea normalmente aparece a partir de los 30 años de edad, afectando más a las mujeres que a los hombres, sobre todo durante la menopausia. Si bien las causas que originan esta afección cutánea se desconocen, poco a poco se van conociendo los factores de riesgo que favorecen su aparición, y el alcohol es uno de ellos, según han comprobado los investigadores de la mencionada universidad.

El consumo de alcohol produce una dilatación de los vasos sanguíneos y un debilitamiento del sistema inmunológico, dos factores de riesgo conocidos para desarrollar rosácea

Por qué la ingesta de alcohol podría causar rosácea

Para realizar la investigación, cuyas conclusiones han sido publicadas en el Journal of American Academy of Dermatology, los especialistas estudiaron los datos de cerca de 83.000 mujeres durante los años 1991 y 2005. En concreto, analizaron la ingesta de alcohol de cada una de las participantes en el estudio –tanto la frecuencia de consumo como el tipo de alcohol que bebían–, así como las enfermedades de las que habían sido diagnosticadas.

Los investigadores observaron que cerca de 5.000 voluntarias habían desarrollado rosácea, y que aquellas que bebían más alcohol presentaban mayor riesgo de padecer esta enfermedad en comparación con las que no tenían este hábito. Además, los especialistas vieron que el tipo de alcohol también influía en el riesgo de desarrollar rosácea, siendo el vino blanco y los licores las bebidas más peligrosas en este sentido.

Tras comprobar esta relación causa-efecto entre el alcohol y la rosácea, una de las incógnitas es, tal y como cuentan los investigadores, saber por qué se produce esta asociación que, según los expertos, podría deberse a que el alcohol produce una dilatación de los vasos sanguíneos, y a que también podría debilitar el sistema inmunológico, dos de los factores de riesgo conocidos de la rosácea. Asimismo, si bien hacen falta más estudios para comprender mejor la relación entre esta enfermedad y el alcohol y, a su vez, para ver si dicho riesgo también se da en los hombres, lo que queda claro una vez más es que para garantizar una buena salud, también de nuestra piel, debemos controlar el consumo de alcohol.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''