PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Desarrollan una terapia eficaz para tratar el ovario poliquístico

Una terapia que combina un anticonceptivo oral con un antiandrógeno –espironolactona– es seguro, y más eficaz que la metformina, para tratar el síndrome de ovario poliquístico (SOP), según demuestra un nuevo estudio.
Persona tomando píldoras anticonceptivas para tratar el ovario poliquístico

Esta terapia no incrementa el riesgo de complicaciones metabólicas o cardiovasculares.

13 de Octubre de 2017

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad crónica que se estima que afecta a alrededor del 20% de las mujeres a nivel mundial, y en cuyo tratamiento se suele emplear la píldora anticonceptiva para aliviar los síntomas que provoca. Ahora, un nuevo estudio, realizado por investigadores del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, ha comprobado que combinar este tipo de anticonceptivo oral con un antiandrógeno es la terapia más eficaz para combatir este síndrome.

Esta terapia, además, no incrementa el riesgo de complicaciones metabólicas o cardiovasculares, un problema que preocupaba a los médicos tras observar que el consumo continuado de la píldora se relacionaba con un aumento de la incidencia de resistencia a la insulina y de los factores de riesgo cardiovascular en estas pacientes, lo que condujo a que se sustituyese este anticonceptivo por medicamentos sensibilizadores de la insulina, como la metformina.

La nueva terapia es más efectiva para tratar los síntomas de síndrome de ovario poliquístico, y no aumenta el riesgo de complicaciones metabólicas ni cardiovasculares

Un tratamiento del SOP más seguro y efectivo

En la investigación, que se ha publicado en European Journal of Endocrinology participaron 46 mujeres con síndrome de ovario poliquístico, a las que se dividió en dos grupos; a uno de ellos se le administró metformina, mientras que el otro recibió la terapia que combinaba los anticonceptivos orales con espironolactona.

Las pacientes fueron seguidas durante un año, y en este periodo de tiempo se midió la gravedad de sus síntomas, su salud metabólica, y diversos factores de riesgo cardiovascular. Los autores del trabajo comprobaron que la terapia que incluía el anticonceptivo junto a espironolactona era más efectiva para tratar los síntomas de síndrome de ovario poliquístico y, además, resultaba más segura porque no se observó que aumentara el riesgo de complicaciones metabólicas ni cardiovasculares.

Tras los buenos resultados obtenidos, ahora son necesarios nuevos ensayos clínicos más amplios que permitan evaluar los efectos de los anticonceptivos orales a más largo plazo, ya que el estudio realizado solo ha tenido en cuenta los efectos del tratamiento combinado durante un año.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD