PUBLICIDAD

Diseñan ‘matrioskas’ de nanopartículas para tratar la tuberculosis

Encapsular la rifampicina en nanopartículas que han sido encapsuladas en macropartículas tipo 'Matrioskas', resistentes a los ácidos del estómago, permite aumentar su eficacia para tratar la tuberculosis.
Escrito por: Eva Salabert

12/03/2019

Matrioskas de nanopartículas para tratar la tuberculosis

La rifampicina es un antibiótico que se administra por vía oral para tratar la tuberculosis, pero al llegar al estómago se degrada alrededor del 26% de la dosis. Por este motivo, investigadores del CIBER en la Universidad de Zaragoza y en el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol han diseñado nanopartículas en las que han introducido el fármaco y han comprobado in vitro que de esta forma aumenta su efectividad.

Estos científicos realizaron un estudio, publicado en Nanomedicine, en el que han encapsulado la rifampicina en nanopartículas, que a su vez se han encapsulado en macropartículas, tipo Matrioskas, capaces de resistir el ambiente ácido del estómago, lo que evita que se degraden y permite que lleguen al intestino, donde se liberarían las nanopartículas con el fármaco, que atravesarían la pared intestinal para alcanzar la circulación sistémica y, en potencia, los macrófagos alveolares infectados por la Mycobacterium tuberculosis.

Las ventajas de encapsular la rifampicina

Los resultados de la investigación muestran que las nanopartículas lograron migrar por una membrana epitelial in vitro que imita la pared intestinal, y pudieron cumplir así su cometido de transportar y liberar de manera controlada el fármaco encapsulado, ya que con esta técnica se puede evitar el contacto de la rifampicina con las enzimas digestivas y el pH ácido del estómago.

Las nanopartículas lograron transportar y liberar de manera controlada el fármaco encapsulado al evitar el contacto con el pH ácido del estómago

José Domínguez, investigador del CIBERES, ha explicado que los hallazgos del estudio servirán como base para nuevas investigaciones, que se centren en la evaluación in vivo de la eficacia de las nanopartículas cargadas con antibióticos para tratar a ratones infectados con tuberculosis.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD