PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Identifican una nueva diana para luchar contra el alzhéimer

Un grupo de investigadores ha probado en ratones un nuevo tipo de fármacos que activan una proteína del cerebro involucrada en la enfermedad de Alzheimer, consiguiendo mejorar los signos de deterioro cognitivo.
Científicos en el laboratorio

La nueva clase de fármacos no provocaron efectos secundarios adversos en los animales del estudio.

23 de Diciembre de 2016

Un nuevo tipo de fármacos que activan una proteína presente en el cerebro –denominada receptor muscarínico M1–, que se ha comprobado que está involucrada en la enfermedad de Alzhéimer, consiguen mejorar los síntomas de deterioro cognitivo en ratones enfermos de alzhéimer, y prolongar la vida útil de estos animales, según los resultados de un estudio realizado por científicos del Consejo de Investigación Médica (MRC), de la Universidad de Leicester (Reino Unido).

El profesor Andrew Tobin, que ha liderado al grupo de investigadores internacionales que ha llevado a cabo este estudio, de cuatro años de duración, ha declarado que los fármacos administrados a estos ratones, cuyas células cerebrales estaban muriendo, pueden contribuir a que se desarrollen nuevos medicamentos para tratar los síntomas del alzhéimer, ya que se trata de moléculas similares a fármacos capaces de restaurar la pérdida de memoria y ralentizar la progresión de esta enfermedad neurodegenerativa en los seres humanos.

Los fármacos administrados a estos ratones, cuyas células cerebrales estaban muriendo, pueden contribuir a que se desarrollen nuevos medicamentos para tratar los síntomas del alzhéimer

La nueva clase de fármacos, que se llaman ligandos alostéricos, no provocaron efectos secundarios adversos en los animales del estudio, y los autores del trabajo destacan la importancia de sus hallazgos, que además de mejorar los síntomas causados por la neurodegeneración, ha identificado una nueva estrategia que consigue retrasar la evolución de esta demencia y prolongar la vida útil de los enfermos.

Los resultados de la investigación podrían aportar información relevante para confirmar si la proteína receptor muscarínico M1 es un objetivo farmacológico factible para combatir las patologías en las que se produce una muerte progresiva de las células del cerebro, lo que supondría un avance clave en el tratamiento del alzhéimer, ya que los medicamentos disponibles hasta ahora se limitan a paliar algunos de sus síntomas, pero no curan la enfermedad ni detienen su progreso.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''