PUBLICIDAD

Las mujeres mayores físicamente activas tienen menor riesgo cardiaco

Las mujeres que reducen una hora al día el tiempo que pasan sentadas, por ejemplo levantándose con más asiduidad, pueden disminuir un 12% el riesgo de enfermedad cardiovascular y un 26% el de enfermedad cardíaca.
Escrito por: Natalia Castejón

22/02/2019

Mujer mayor con una vida sedentaria

Permanecer horas sentado o tumbado a lo largo del día puede pasarle factura a tu salud cardiovascular a cualquier edad, pero es especialmente perjudicial para el corazón de los adultos mayores. Ahora, un reciente estudio realizado por un equipo de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) ha demostrado que las mujeres mayores que se levantan más a menudo de la silla, concretamente varias veces que suman un total de una hora menos de inactividad diaria, ayudan a reducir un 12% el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

La investigación, publicada en la revista Circulation, analizó mediante dispositivos electrónicos portátiles la actividad diaria de 5.638 mujeres de entre 63 y 97 años, sin antecedentes de infarto de miocardio ni ictus, durante casi cinco años. Así se pudieron conocer de manera más precisa los periodos ininterrumpidos de sedentarismo de las participantes, y compararlos con su estado de salud y los eventos cardiovasculares que habían sufrido.

Caminar unos minutos tras cada hora sentados

Los resultados dejaron ver que las participantes con inactividad motora durante largos periodos de tiempo al día tenían hasta un 52% más riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular, en comparación con las que intentaban levantarse y caminar durante un rato y varias veces en la fase sedentaria. Conseguir bajar una hora ese tiempo sentadas redujo un 12% las probabilidades de presentar un problema cardiovascular y un 26% las patologías del corazón.

Las mujeres que pasaban sentadas muchas horas cada día de manera ininterrumpida tenían un riesgo de enfermedad cardiovascular un 52% más elevado

Andrea LaCroix, una de las autoras del estudio, ha recomendado que todas las mujeres hagan un esfuerzo por levantarse de la silla o del sillón cada poco tiempo y todas las veces que puedan, especialmente aquellas que superen los 60 años. Sin embargo, estos beneficios se pueden obtener incluso a edades más tempranas, y una buena manera de hacerlo, por ejemplo si trabajas sentado, es levantarte y caminar unos minutos cada hora para evitar el 'efecto silla'.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD