PUBLICIDAD

Los mayores que van al teatro o a museos tienen menos riesgo de morir

Los adultos mayores de 50 años que dedican su tiempo de ocio a las artes, acudiendo regularmente a museos, teatros, conciertos, o a la ópera, tienen hasta un 31% menos riesgo de morir, según un estudio observacional.
Escrito por: Natalia Castejón

27/12/2019

Persona mayor visitando un museo

Las personas mayores que destinan una parte de su ocio a visitar museos o exposiciones, o a disfrutar de obras de teatro, conciertos, o la ópera, podrían reducir su riesgo de fallecer, en comparación con aquellas de su misma edad que lo hacen de vez en cuando, o nunca, según ha expuesto un reciente estudio realizado por investigadores de la University College London (Reino Unido)

El estudio, de carácter observacional y que se ha publicado en The British Medical Journal, analizó el ocio y la salud de 6.710 adultos mayores de 50 años durante un periodo de 14 años. El grupo contestó a preguntas sobre sus hábitos referentes al mundo de las artes, como la asiduidad de sus visitas al teatro, la ópera, conciertos, museos y exposiciones, y los dividieron en tres grupos: los que no iban nunca, los que acudían de vez en cuando –una o dos veces al año–, y los que realizaban estas actividades frecuentemente –cada pocos meses, mensual, o semanalmente–.

Las personas que van al teatro o a museos tienen diferencias cognitivas en la salud mental y son más activas que las que no lo hacen, lo que podría ayudarles a vivir más

Los resultados mostraron que aquellos que acudían con frecuencia a estos espacios de ocio tenían un 31% menos riesgo de fallecer, y los que acudían de vez en cuando un 14% menos probabilidades de morir, en comparación con los que no los visitaban nunca. Esta asociación se mantuvo incluso cuando se tuvieron en cuenta factores como la capacidad económica, los problemas de movilidad y la jubilación.

Andrew Steptoe y Daisy Fancourt, autores del estudio, exponen que esto podría deberse a que las personas que realizan estos planes de ocio tienen diferencias cognitivas, en la salud mental y en la actividad física, frente a los que no, lo que les ayuda a mantenerse más activos física y mentalmente y a vivir más tiempo. Aun así, no se puede saber con exactitud, pues la investigación es observacional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD