PUBLICIDAD

Los mayores sedentarios tienen más riesgo de muerte cardiovascular

Los mayores de 65 años que pasan demasiado tiempo sentados tienen un mayor riesgo de morir por patologías cardiovasculares, algo que podría reducirse manteniéndose físicamente activos.
Escrito por: Natalia Castejón

19/04/2018

Hombre mayor sedentario

Los mayores activos presentaron un 33% menos de riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares.

El sedentarismo se ha convertido en un factor de riesgo de enfermedades como la hipercolesterolemia, hipertensión o diabetes, especialmente en los adultos mayores, que tienen más probabilidades de fallecer como consecuencia de estos problemas si no realizan el suficiente ejercicio. Un nuevo estudio, publicado en el American Journal of Preventive Medicine, ha analizado el riesgo de muerte por patologías cardiovasculares según el nivel de sedentarismo en la tercera edad.

La investigación se ha llevado a cabo por miembros de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el CIBER de Epidemiología (CIBERESP) y el Instituto IMDEA Alimentación (España), los cuales contaron con la participación de 2.657 adultos de más de 65 años que rellenaron cuestionarios durante un periodo de dos años sobre su actividad diaria y el tiempo que pasaban sentados, y posteriormente fueron seguidores durante nueve años para conocer las causas de su muerte.

Cada hora que pasan los mayores sentados aumenta un 6,4% el riesgo de muerte cardiovascular

Los resultados dejaron ver que aquellos que tuvieron niveles bajos de sedentarismo presentaron un 33% menos de probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares, en comparación con los que se pasaban la mayor parte de su tiempo sentados. Además, según expone David Martínez-Gómez, uno de los autores, encontraron que ese porcentaje aumentaba a un 48% menos de riesgo si los mayores hacían suficiente ejercicio físico.

Según el estudio, cada hora que pasan los mayores sentados está asociada con un aumento del 6,4% de las posibilidades de fallecer por causas relacionadas con problemas cardiovasculares –enfermedades cerebrovasculares, las enfermedades isquémicas e infarto agudo de miocardio–. Verónica Cabanas-Sánchez, autora principal de la investigación, ha destacado la importancia de animar a los mayores a levantarse de las sillas y mantenerse activos, pues el sedentarismo es un factor de riesgo cardiovascular en la tercera edad, aunque también podría serlo en niños y adolescentes, según otras investigaciones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD