PUBLICIDAD

Un anticoagulante frena la pérdida de memoria del alzhéimer en ratones

El anticoagulante oral dabigatrán retrasó la aparición de síntomas del alzhéimer, como la pérdida de memoria o la acumulación de formas tóxicas de la proteína beta amiloide, en ratones tratados durante un año con el fármaco.
Escrito por: Caridad Ruiz

09/10/2019

Problemas de pérdida de memoria debido al  alzhéimer

Un experimento realizado con ratones modificados genéticamente para desarrollar alzhéimer ha demostrado que la administración durante un año del anticoagulante oral dabigatrán reduce un 30% la inflamación cerebral, y hasta un 50% los depósitos tóxicos del péptido amiloide, y evita la pérdida de memoria y otros síntomas relacionados con la aparición de esta enfermedad neurodegenerativa.

Para realizar la investigación, que se ha publicado en Journal of the American College of Cardiology (JACC), se enseñó a dos grupos de ratones con mutaciones humanas asociadas a esta demencia a refugiarse de una potente luz externa, utilizando para ello un orificio que conducía a una cajita oscura. Con el paso del tiempo, únicamente los animales que habían recibido el medicamento eran capaces de recordar dónde se encontraba esta salida.

Los últimos estudios relacionan el alzhéimer con una disminución en la circulación cerebral, que provoca que las neuronas y las células del cerebro no estén bien oxigenadas y nutridas, y mueran. Además, las investigaciones sobre esta patología irreversible afirman que uno de los factores que influyen en su aparición es una coagulación excesiva de la sangre que provoca un trastorno protrombótico crónico.

Dabigatrán tiene menos efectos secundarios que otros anticoagulantes, menos riesgo de causar hemorragia cerebral, y una alta eficacia

Teniendo en cuenta estos trabajos, hace unos seis años los autores de esta investigación, científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en colaboración con expertos de la Universidad Rockefeller (Nueva York, EE.UU.), quisieron comprobar si utilizar anticoagulantes orales evitaba la aparición de síntomas del alzhéimer.

Dabigatrán mejora la circulación sanguínea en el cerebro

El anticoagulante al hacer la sangre más líquida ayuda a que la circulación sanguínea en el cerebro sea más fluida, lo que evita que se formen pequeños trombos. Los investigadores optaron por dabigatrán para su experimento porque tiene menos efectos secundarios que otros anticoagulantes, menos riesgo de causar hemorragia cerebral, y una alta eficacia. Este principio se comercializa con el nombre de Pradaxa.

Según Valentín Fuster, uno de los autores del trabajo y director general del CNIC, se sabe que las enfermedades neurodegenerativas de las que forma parte el alzhéimer están relacionadas con trastornos de los vasos sanguíneos del cerebro. De hecho, el propio Dr. Alois Alzheimer, el neurólogo por el que la enfermedad lleva su nombre, la definió a principios del siglo XX como una patología vascular. Sin embargo, esta vía se abandonó durante un tiempo para centrarse en dos proteínas, la beta amiloide y la tau, que dañan las neuronas.

Este descubrimiento abre una nueva vía de investigación para el tratamiento del alzhéimer, aunque todavía hay que probar si tiene los mismos efectos en humanos. Según los investigadores, para ello primero habría que hallar un método de diagnóstico que permita identificar a los enfermos en los que la excesiva coagulación puede provocar esta demencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD