PUBLICIDAD

Una buena salud cardiovascular a los 50 ayuda a prevenir la demencia

Los adultos de 50 años que presentan una buena salud cardiovascular, gracias a buenos hábitos como la dieta y la actividad física, tienen un riesgo menor de desarrollar demencia con el paso de los años.
Escrito por: Natalia Castejón

12/08/2019

Hombre mayor con buena salud cardiovascular

Llevar una vida saludable a los 50 años, que incluya mantener una buena salud cardiovascular, podría ayudar a reducir el riesgo de desarrollar demencia con el paso de los años. Esta ha sido la principal conclusión de un estudio realizado por un equipo de científicos del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia y el University College London (Reino Unido).

La investigación, que se ha publicado en la revista The BMJ, ha analizado los datos de salud de 7899 británicos y británicas de 50 años de edad que no presentaban enfermedades cardiovasculares ni demencia previas, y se han puesto en relación con los factores de riesgo comportamentales como el tabaquismo, el Índice de Masa Corporal (IMC), su actividad física y dieta, y parámetros biológicos como el colesterol, la presión sanguínea y la glucosa en ayunas.

Las personas que tenían una mejor salud cardiovascular a los 50 años presentaban un mayor volumen cerebral y de materia gris a los 70 años

Estos factores de riesgo están incluidos en una herramienta de prevención cardiovascular llamada Life Simple 7’, gracias a la cual se pudo clasificar a los participantes en tres grupos, los que tenían mala, intermedia y óptima salud del corazón. De las 7899 personas del estudio, 347 presentaron demencia durante los 25 años de promedio que duró el seguimiento y la edad media de diagnóstico fue de 75 años.

Más incidencia de demencia ligada a peor salud cardiovascular

Los resultados indicaron que aquellos que tuvieron un puntaje más alto en la salud cardiovascular a los 50 años tenían un riesgo más bajo de presentar demencia con los años. Concretamente se encontró que la tasa de incidencia de esta enfermedad neurodegenerativa en individuos con baja salud cardiaca era de 3,2 por cada 1000 personas al año, de 1,8 por 1000 personas al año en los que tuvieron valores intermedios y 1,3 por cada 1000 personas al año en los que gozaban de condiciones óptimas en el corazón.

Otro de los hallazgos de los investigadores señaló que los que tenían mejor salud cardiovascular al cumplir el medio siglo presentaban un mayor volumen cerebral y de materia gris en las resonancias magnéticas llevadas a cabo 20 años después. Así pues, los autores recomiendan llevar una vida saludable para poder reducir la incidencia de la demencia, una enfermedad de carácter progresivo que puede iniciarse incluso 15 o 20 años antes de manifestarse cualquier síntoma.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD