Una variante genética del alzhéimer aumenta el riesgo de COVID grave

Los portadores del alelo APOE4 tienen más riesgo de desarrollar alzhéimer y ahora un estudio ha encontrado que esta variante genética también podría hacer a las personas más susceptibles a un COVID-19 grave.
Escrito por: Natalia Castejón

30/12/2021

Variante genética del alzhéimer más riesgo de COVID grave

El alelo APOE4, una variante genética que se ha asociado al desarrollo de alzhéimer también podría tener un vínculo con el COVID-19, haciendo que la persona que lo tiene sea más susceptible a infectarse con el SARS-CoV-2 y ahora un estudio de la Universidad de Helsinki (Finlandia) ha encontrado que también podría aumentar el riesgo de tener un COVID-19 grave.

Las pruebas de la investigación, que se ha publicado en la revista Acta Neuropathologica Communications, se han realizado en un grupo de más de 46.000 finlandeses, de los cuales 2.600 habían sido diagnosticados con COVID-19, incluyendo 21 cadáveres de individuos que fallecieron con la enfermedad. En estos últimos se investigaron los posibles cambios cerebrales microscópicos que habían tenido durante el COVID-19.

PUBLICIDAD

Los resultados indicaron que el riesgo de necesitar cuidados intensivos era más del doble en el caso de los portadores del alelo APOE4 y que, además, este grupo tenía más riesgo de presentar hemorragias microscópicas en el cerebro derivadas del coronavirus, todo ello en comparación con personas que no se habían contagiado con el SARS-CoV-2.

Más fatiga mental tras el COVID-19 en pacientes con APOE4

Otro de los hallazgos mostraba que el APOE4 podría afectar a la gravedad de ciertos síntomas del COVID-19 a largo plazo, y más todavía en aquellos casos que necesitan hospitalización. Johanna Hästbacka, una de las investigadoras del trabajo, ha explicado que “en el estudio, la fatiga mental, que se definió como dificultad para dirigir la atención y concentrarse, surgió como uno de esos síntomas”.

Los portadores de APOE4 tienen el doble de riesgo de necesitar cuidados intensivos, además de más probabilidades de presentar hemorragias microscópicas cerebrales

Sin embargo, los propios autores del estudio declaran que la muestra de participantes con COVID-19 es pequeña para sacar conclusiones precipitadas. Insisten en que para conocer bien la asociación entre la variación genética APOE4 y el COVID-19 se debe investigar la relación en conjuntos de datos más grandes.

PUBLICIDAD

Por último, afirman que una de las incógnitas de su investigación es la posible asociación entre el COVID-19 y la aparición de trastornos de la memoria en el caso de pacientes portadores del alelo APOE4. “Para responder a esta pregunta, se necesitan estudios de seguimiento a largo plazo en pacientes recuperados de COVID-19, al igual que la investigación básica centrada en los efectos combinados de APOE4 y la inflamación sistémica sobre los mecanismos de la memoria en el cerebro”, aclara Liisa Myllykangas, neuropatóloga consultora de la Universidad de Helsinki y HUS.

Actualizado: 31 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD