PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Prueba del aliento
La prueba del aliento es un test médico cómodo y sencillo que se realiza para detectar la bacteria ‘Helicobacter pylori’ en el estómago, y poder así administrar al paciente un tratamiento que la elimine. Conoce cómo se hace.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace una prueba del aliento

Cuando llegues a la consulta del gastroenterólogo te hará unas preguntas generales sobre tu estado de salud: enfermedades importantes, factores de riesgo, estilo de vida, lugar de trabajo, etcétera. También te preguntará por síntomas digestivos, como el ardor, el dolor de estómago, vómitos, sangrados… Después te realizará una exploración física general y solicitará la prueba del aliento si considera que merece la pena realizarla.

El día de la prueba deberás acudir en ayunas. Habitualmente aprovechan ese día para sacarte sangre y realizarte nuevos análisis. Luego te pedirán que tomes un vaso de agua con una pequeña cápsula de urea. La cantidad de urea que tomas es mínima, y además es una sustancia que se encuentra en tu cuerpo de forma natural, así que no debes preocuparte. La urea estará marcada con carbono 14, así cuando reaccione con las enzimas del Helicobacter pylori se liberará y podrá ser medido en el aliento.

Cuando te hayas tomado la pastilla deberás esperar sentado y tranquilo. Después de 10 minutos te pedirán que exhales aliento a través de un pequeño tubo. Es una prueba parecida a los test de alcoholemia que se hacen cuando conduces un coche. Tu aliento se recoge en un globo y es analizado para cuantificar la cantidad de carbono 14 que hay disuelto en el aire. El análisis puede ser inmediato o hacerse más tarde, depende del laboratorio y de la tecnología disponible.

Complicaciones de la prueba de aliento

No se conocen complicaciones de la prueba del aliento. Es una prueba completamente segura que no entraña riesgos para las personas que se someten a ella. Una posible complicación asociada a la prueba es que ofrezca un resultado falsamente negativo, esto suele ocurrir cuando se han tomado antibióticos o fármacos no permitidos los días previos a la prueba. Así, una persona infectada no será detectada y no recibirá tratamiento. Los resultados erróneamente positivos son menos frecuentes.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD