PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Cistoscopia
La cistoscopia es una técnica que emplea un tipo especial de endoscopio para visualizar el interior de la vejiga urinaria, y realizar un diagnóstico, tomar una biopsia, o practicar ciertos tratamientos si es preciso.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Complicaciones de la cistoscopia

Complicaciones de la cistoscopia

En general, si te han hecho una cistoscopia no presentarás ninguna complicación y sólo se recomienda beber entre 4 y 6 vasos de agua al día para mantener un flujo de orina adecuado. Debes acudir al médico en el caso de que notes fiebre, escalofríos, dolor, o disminución de la cantidad de orina.

Las complicaciones en la cistoscopia no son muy frecuentes. Algunas que pueden ocurrir en ocasiones son:

  • Daño de la pared vesical o de la uretra. Puede ser desde una pequeña herida hasta una ruptura total de la pared. Pueden ser debidas a un error del urólogo o por alteraciones anatómicas del paciente.
  • Infección de orina tras la realización de la cistoscopia. Cuando sucede es necesario el tratamiento antibiótico. Si la infección asciende hasta los riñones y provoca una pielonefritis el tratamiento antibiótico debe suministrase por vía intravenosa.
  • Infección de la próstata, es decir, prostatitis. En este caso la infección se debe tratar con un antibiótico intravenoso.
  • Complicaciones propias de la anestesia (depresión respiratoria, alergia a sedantes, parálisis nerviosa, etcétera).

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD