Los estudios de potenciales evocados son útiles cuando se sospechan las siguientes enfermedades:

  • Detección precoz de la sordera en neonatos: con estos estudios se pueden comprobar que un recién nacido recibe los estímulos auditivos en el cerebro, descartando así que tenga un daño en el oído.
  • Identificación de lesiones neuronales: casi cualquier interrupción en las vías nerviosas podría ser detectada mediante este tipo de estudios. Se suele utilizar por ello en el diagnóstico de esclerosis múltiple, politraumatizados o parálisis medular, entre otros trastornos.
  • Descartar simulaciones o patología psiquiátrica: hay ciertas situaciones en las que los síntomas neurológicos son simulados voluntariamente o en el contexto de una alteración psiquiátrica. El estudio de potenciales evocados es una prueba completamente objetiva que detecta si realmente llegan señales eléctricas al cerebro.
  • Diagnóstico del tumor neurinoma del nervio acústico: este tipo de tumor aparece en los nervios que transmiten los impulsos nerviosos desde el oído al cerebro. Provoca sordera y puede ser detectado mediante estos estudios.
  • Estudio del paciente en coma: cuando una persona está en coma es difícil decir qué zonas del cerebro están dañadoas. Los potenciales evocados permiten identificar las áreas cerebrales que no tienen actividad a pesar de los estímulos externos.
  • Estudio de la ceguera: los potenciales evocados pueden señalar si la lesión nerviosa que impide la visión se encuentra en la retina y el nervio óptico, o si se encuentra en la corteza cerebral encargada de recibir las señales eléctricas.

Creado: 20 de diciembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD