PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Gasometría
La gasometría es una prueba que permite conocer los niveles de oxígeno, dióxido de carbono y otras sustancias en la sangre. Gracias a ella se pueden diagnosticar situaciones de insuficiencia respiratoria.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es una gasometría

La gasometría es una prueba diagnóstica que se utiliza con mucha frecuencia en los hospitales y las urgencias médicas. Con ella podemos conocer la cantidad de gases que hay disueltos en la sangre. Consiste en recoger una pequeña cantidad de sangre venosa o arterial para después analizarla en el laboratorio. Se pueden dividir los tipos de gasometría según la fuente de recogida:

  • Gasometría venosa: se recoge sangre de una vena cualquiera, igual que cuando se hace un análisis de sangre de rutina. Con esta sangre el análisis de gases no es muy útil porque la sangre que corre por las venas siempre será pobre en oxígeno y rica en dióxido de carbono, pero es útil para conocer el pH sanguíneo y los niveles de bicarbonato.
  • Gasometría arterial: se recoge sangre de una arteria, normalmente la arteria radial de la muñeca. Es algo dolorosa, pero es la única sangre que nos permite conocer cuál es la cantidad de oxígeno que pasa a la sangre desde los pulmones. Es la prueba que más se utiliza y la única que permite el diagnóstico de insuficiencia respiratoria.

Con esta prueba se pueden identificar situaciones en las que el metabolismo del cuerpo humano está alterado, y comprobar también si la situación es tan grave como para necesitar tratamiento intensivo en una UVI. No supone grandes costes, el perjuicio al paciente es mínimo, y los beneficios son grandes.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD