Los resultados de la biopsia de la médula ósea pueden tardar desde una semana hasta un mes. El tiempo de espera, por lo tanto, suele ser largo y se requiere paciencia y tranquilidad. El motivo es que la muestra biopsiada no puede ser analizada en el momento. Sobre esta muestra se realizarán los siguientes análisis:

PUBLICIDAD

  • Tinciones histológicas: mediante tintes especiales las células se colorean y pueden ser observadas al microscopio de forma directa.
  • Estudios de inmunofluorescencia: se pueden acoplar sustancias fluorescentes a determinados componentes de las células y así comprobar su existencia.
  • Cultivos microbiológicos: si se sospecha infección la muestra puede ser cultivada en medios adecuados que permitan el crecimiento de microorganismos.
  • Estudios moleculares: se pueden identificar proteínas concretas que clasifican los tipos de células que contiene la muestra.

Todas estas pruebas serán interpretadas por el médico. Junto a los síntomas, los estudios analíticos y la biopsia el doctor ya tendrá información suficiente la mayor parte de las veces para poder realizar un diagnóstico. Así podrá explicarte qué te sucede y cuáles son los tratamientos disponibles para solucionar tu enfermedad.

PUBLICIDAD

Creado: 4 de octubre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD