Los accidentes por electrización son muy peligrosos, tanto para la víctima como para la persona que auxilia, por eso es muy importante que todo el mundo conozca las precauciones necesarias a seguir y qué no se debe hacer en caso de accidente eléctrico:

  • Nunca acercarse más de seis metros a la persona que está sufriendo un accidente eléctrico provocado por una línea de alto voltaje.
  • Nunca tocar a la persona si sigue en contacto con la electricidad, y mucho menos con las manos desnudas.
  • No aplicar pomadas, hielo, vendajes o ungüentos a las quemaduras. Solo agua o suero y paños o gasas limpias.
  • No mover a la persona después de detener la electricidad a menos que sea estrictamente necesario, como por ejemplo si hay riesgo de incendios o de explosión.
  • No retirar piel muerta de las quemaduras, así como las ampollas, si la persona afectada las presenta.
  • No abandonar nunca a la víctima hasta la llegada de los profesionales sanitarios.

Creado: 19 de febrero de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD