Congelamiento
El congelamiento se produce por una exposición de los tejidos al frío extremo. Si no se interviene a tiempo, las lesiones pueden ser graves o irreversibles. Conoce cómo debes actuar para ayudar a la víctima.

Qué hacer en caso de congelamiento

Actualizado: 28 de junio de 2022

Algunas de las acciones de primeros auxilios que hay que llevar a cabo en caso de congelamiento son evidentes y fáciles de recordar, sin embargo, nunca está de más tener claros todos los puntos para una atención eficaz:

  • Retirar a la persona del frío es la primera medida; si es posible se procede a trasladarla a un lugar cálido. Hay que observar que no tenga la ropa húmeda y, si es el caso, se le debe quitar.

    PUBLICIDAD

  • Llamar a los servicios de emergencias describiendo la situación con la mayor precisión posible.
  • Aplicar primeros auxilios para mantener a la persona caliente, como por ejemplo utilizar agua tibia para sumergir las partes lesionadas, o paños calientes en dichas zonas. La temperatura apropiada para el agua es de 38 o 40 grados, y hay que mantenerla caliente para ayudar al recalentamiento. Se sabrá que ha terminado el proceso en el momento en que la piel recupera el color normal, está suave y recupera la sensibilidad.
  • Vendar las áreas congeladas, pero sin aplicar presión. Cuando las lesiones son en los dedos, lo ideal es envolverlos con gasas estériles cada uno por separado.
  • Las zonas descongeladas se deben mover lo menos posible.
  • Cuando se ha descongelado una zona, es muy peligroso que vuelva a sufrir congelación, pues los daños serán más graves. Por eso, si no es posible mantener a la persona caliente, el proceso de recalentamiento deberá esperar hasta encontrar un lugar más seguro (una casa, un coche, etcétera).

    PUBLICIDAD

  • Mantener a la persona hidratada con bebidas calientes.
Qué no hacer en caso de congelamiento

Qué no hacer en caso de congelamiento

Como en todas las situaciones, los primeros auxilios ayudan a mantener la situación bajo control y contribuyen a la mejoría de la víctima, pero también se deben tener en cuenta las acciones que podrían empeorar el estado de la persona que sufre de congelación:

  • Nunca se debe frotar una zona congelada. Los tejidos son muy frágiles y no deben ser manipulados.
  • No reventar las ampollas ni drenar el líquido.
  • No utilizar calor directo como mantas eléctricas, secadores o fuego. Por la pérdida de sensibilidad se podrían provocar quemaduras sin que la víctima lo note.
  • No descongelar una zona si no se está seguro de poder mantenerla caliente.
  • Evitar andar si se tienen los pies congelados.

    PUBLICIDAD

  • No tomar bebidas alcohólicas ni fumar durante el proceso de recuperación. La vasoconstricción que provocan retrasaría la curación.

Creado: 16 de diciembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD