Congestión nasal
Cuando la nariz está taponada es necesario respirar por la boca, lo que facilita la entrada de gérmenes patógenos y reseca la garganta. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a aliviar la congestión nasal.

Causas de la congestión nasal

Actualizado: 3 de abril de 2020

Las causas de la congestión nasal son habitualmente banales, pero debemos considerar estar atendiendo a si el acúmulo mucoso se produce en una o en las dos fosas nasales para poder tratarla con mayor eficacia.

Dentro de las causas de congestión nasal unilateral destacan:

  • La desviación del tabique nasal, siendo la causa más frecuente en pacientes adultos. Como se expuso previamente, hasta el 80% de las personas presentan patología del tabique nasal.
  • Sinusitis. La inflamación e infección de los senos paranasales puede ser una causa de congestión tanto aguda como crónica según el tipo de sinusitis. En ocasiones también la congestión reiterada puede conllevar una sinusitis estableciéndose un círculo vicioso.
  • Poliposis nasal. Aunque no es muy frecuente, existen pólipos que pueden llegar a obstaculizar el correcto drenaje del moco, y además predisponer a una inflamación de la mucosa y a procesos respiratorios crónicos. Así, existe un síndrome que agrupa la poliposis nasal con el asma y la intolerancia a la aspirina.
  • Cuerpos extraños. Sobre todo se observa en niños que manipulan sin vigilancia juguetes u otras partículas introduciéndose alguna de ellas en la fosa nasal y generando congestión y rinorrea.

En cuanto a las causas de congestión bilateral citaremos a las rinitis como causa principal, más habitualmente infecciosas (bacterianas o virales,), pero también las rinitis alérgicas.

En niños, la hipertrofia de amígdalas y adenoides pueden producir cuadros repetidos de este trastorno. Cabe destacar además a la rinitis vasomotora como una respuesta exagerada de la mucosa a fenómenos externos, y la rinitis por nicotina y cocaína.

Creado: 7 de junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD