PUBLICIDAD

Hantavirus
Los hantavirus son virus transmitidos por roedores, que en Asia y Europa producen la fiebre hemorrágica con afectación renal, y en América el síndrome cardiopulmonar por hantavirus, infecciones que pueden llegar a ser letales.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Diagnóstico de la infección por Hantavirus

Para diagnosticar una infección por Hantavirus lo primero es pensar en la posibilidad de su presencia. La fiebre hemorrágica con síndrome renal (FHSR) se debería sospechar en personas con fiebre alta, dolor de cabeza, abdominal y de espalda que hayan estado en contacto con roedores. En la analítica pueden aparecer aumentos de los glóbulos blancos y de la proteína C reactiva, disminución de las plaquetas, aumento de la creatinina, y aparición de proteínas y sangre en la orina.

La coagulación puede estar muy alterada, incluso con datos de coagulación intravascular diseminada. En esta forma, una ecografía renal puede mostrar un aumento del tamaño de los riñones y presencia de líquido alrededor de estos. Normalmente no es necesaria la realización de una biopsia renal, salvo en los casos en los que la evolución clínica no sea la típica de una FHSR.

En el síndrome pulmonar (o cardiopulmonar) por Hantavirus (SCPH) lo más característico en la analítica es la bajada precoz de las plaquetas. También se elevan la lactato deshidrogenasa (LDH), el láctico y las transaminasas. Por otro lado, aparecen inmunoblastos y se elevan los neutrófilos en sangre. La disminución de albúmina también es típica. La aparición de neutrófilos muy altos con inmunoblastos y trombocitopenia se considera una tríada diagnóstica característica de este síndrome.

radiografía de tórax
 

En ambas formas es común la aparición de alteraciones en la radiografía de tórax, aunque con mayor gravedad en el SCPH. Aparecen infiltrados pulmonares bilaterales, que en los casos extremos pueden llegar al denominado 'pulmón blanco'. No obstante, estos hallazgos no son específicos de los síndromes por Hantavirus. Para el diagnóstico definitivo es necesario realizar pruebas específicas para su detección.

Los métodos de diagnóstico serológico son los preferidos para diagnosticar la infección por Hantavirus, tanto en humanos como en roedores. Así, se pueden realizar distintas pruebas (tipo ELISA, SIA, Western blot, inmunofluorescencia indirecta, fijación del complemento…) para detectar la presencia de anticuerpos de Hantavirus. La presencia de IgM permite diferenciar una infección aguda de una pasada.

Para el diagnóstico de los síndromes producidos por Hantavirus que causan una infección más grave se pueden utilizar técnicas de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa anidada para detectar material genético del virus. Sin embargo, esta técnica solo sería útil en los primeros días de la infección porque posteriormente el virus desaparece de la sangre. Esta técnica sí permite el diagnóstico autópsico de tejidos de un paciente fallecido.

Actualizado: 8 de Febrero de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD