El insomnio es un problema muy importante pues reduce notablemente la calidad de vida y se asocia a la aparición o el empeoramiento de diversas enfermedades. Este trastorno está en aumento como consecuencia del frenético nivel de vida que impera en la actualidad, ya que las prisas, la ansiedad o el estrés no son buenos amigos de Morfeo. Por desgracia todos somos proclives a tener un episodio de insomnio, y no siempre es fácil prevenirlo, sin embargo, algunas conductas pueden ser favorecedoras del sueño, por lo que conviene conocerlas y ponerlas en práctica:

PUBLICIDAD

  • Solo se debe permanecer en la cama el tiempo necesario.
  • Es aconsejable ir a la cama cuando se tenga sueño, evitando hacerlo cuando se tiene sed o hambre, o al contrario, después de una sobreingesta de comida o bebida.
  • El lugar de descanso debe ser apropiado, con un colchón firme y una almohada cómoda para el que la ha de utilizar. Hay que sentirse cómodo.
  • El dormitorio debe acondicionarse en cuanto a la luz, sonoridad y temperatura, para crear un ambiente propicio para el descanso.
  • Aunque es aconsejable realizar ejercicio físico diario, siempre debe respetarse un intervalo de 2-3 horas desde el final de este al inicio del descanso, pues puede afectar directamente a nuestro sueño.
  • Es aconsejable intentar zanjar asuntos personales o laborales antes de dirigirse al dormitorio, deshazte de tensiones no resueltas.

    PUBLICIDAD

  • Se debe evitar leer en cualquier dispositivo electrónico, así como usar el teléfono móvil al menos media hora antes de ir a la cama.
  • Es preferible no ver la televisión en el dormitorio, y en ningún caso ver programas que te alteren.
  • Poner en práctica algún ritual diariamente: ponerse el pijama, higiene bucal, una lectura relajante…
  • No echarse la siesta si está restando horas a tu sueño nocturno.
  • Se puede optar por tomar infusiones naturales de pasiflora, un aliado para coger el sueño. Se recomienda tomar una taza unas dos horas antes de acostarse y una más en el momento de hacerlo. También se puede añadir otras hierbas como valeriana o melisa.
  • Evitar estimulantes como el alcohol, el café, los refrescos con cafeína, nicotina, etcétera.

    PUBLICIDAD

Creado: 16 de noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD