PUBLICIDAD

Salud al día
Tétanos
Si no se previene o se trata a tiempo, el tétanos puede causar la muerte de la persona infectada, de ahí la importancia de conocer cómo se contagia y las vías de actuación para tratar esta enfermedad.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Causas del tétanos

Causas del tétanos

El Clostridium tetanis es el agente que causa el tétanos. Es una bacteria alargada, con forma de bastoncillo, que puede moverse, no necesita oxígeno para crecer y puede sobrevivir en cualquier lugar gracias a que se puede convertir en esporas resistentes a las temperaturas cotidianas.

Cuando una persona se hace cualquier herida puede infectarse con la espora tetánica. El riesgo es mucho mayor si la herida presenta las siguientes condiciones:

  • Se ha producido con un instrumento sucio, oxidado o desconocido.
  • Es un corte irregular o una punción.
  • La herida está sucia, con tierra o polvo.
  • Ha entrado en contacto con el suelo.
  • La ha producido algún animal (por ejemplo, heridas por asta de toro).
  • Presenta recovecos.
  • No sangra porque hay carne muerta.
  • La persona herida no está vacunada contra el tétanos o no se sabe si lo está.

Cualquiera de estas características puede favorecer que la espora encuentre el lugar perfecto para reproducirse y activar los genes encargados de sintetizar la tetanospasmina que pasa a los nervios de la zona herida y asciende a través de ellos hasta llegar a la médula espinal. Viaja a través de ellos a una velocidad de varios milímetros al día, con lo que puede tardar en llegar a la médula espinal varios días. Ahí se une a las neuronas inhibitorias y las inutiliza de forma permanente, así que el resto de neuronas activadoras se descontrolan y comienzan a contraer los músculos que inervan, dando lugar a contracciones sostenidas y espasmos intensos. Sucede lo mismo en los ganglios del sistema nervioso vegetativo simpático, por eso aparecen síntomas como taquicardia, hipertensión, sudoración, fiebre, inquietud, nerviosismo y otros síntomas típicos del tétanos.

La bacteria también es capaz de sintetizar otra toxina llamada tetanolisina. Todavía no se conoce su función y se está investigando cuál puede ser, pero se sospecha que impide la llegada de oxígeno a la herida a través de la sangre para así crear un ambiente más adecuado para la reproducción del germen.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD