PUBLICIDAD

Vejiga hiperactiva
La vejiga hiperactiva o incontinencia de urgencia es un problema que causa pérdidas de orina continuas y que afecta especialmente a mujeres mayores. Conoce sus causas y soluciones y cómo puedes prevenir sus episodios.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Cómo prevenir la vejiga hiperactiva

Aunque en ciertos casos resulta complicado prevenir la incontinencia de urgencia porque aparece asociada a alguna enfermedad, la mayor parte de la población, sobre todo las mujeres de más de 60 años, puede seguir estos consejos para reducir las posibilidades de presentar vejiga hiperactiva:

Ejercicios de Kegel para evitar las pérdidas de orina

Además de seguir estas medidas de prevención de la vejiga hiperactiva, para evitar las pérdidas de orina continuas también se recomienda aprender a controlar y fortalecer los músculos del suelo pélvico. Para conseguirlo resulta de gran ayuda ejecutar ejercicios de Kegel, que se basan en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico en repetidas ocasiones como si se quisiera retener la orina durante unos segundos.

Ejercicio kegel
Este tipo de bolas pueden ayudarte a fortalecer el suelo pélvico.

Llevándolos a cabo correctamente se pueden fortalecer los músculos del suelo pélvico y ganar resistencia. Son muy fáciles de hacer, y además se pueden practicar en cualquier momento y lugar sin supervisión de un especialista. Estas pautas te pueden ayudar a realizarlos adecuadamente:

  • Se pueden realizar de pie o tumbado, pero cuando se está empezando puede que resulte más cómodo hacerlos sentado, con la espalda apoyada en el respaldo de la silla y las manos descansando sobre los muslos.
  • Localiza los músculos del suelo pélvico; piensa que son aquellos que sientes cuando quieres retener la orina.
  • Una vez que tienes localizados los músculos del suelo pélvico, contráelos y aguanta la posición cinco segundos, después relaja la zona y vuelve a contraerlos. Puedes repetirlos 10 veces, en tres sesiones a lo largo del día. Esta contracción no la debes realizar mientras orinas.

Estos ejercicios se recomiendan como prevención, pero también como parte del tratamiento de la incontinencia de urgencia.

Compresas adecuadas para la vejiga hiperactiva

Hasta que damos con la solución para reducir los efectos de la vejiga hiperactiva, el uso de compresas y absorbentes puede ayudarnos a sentirnos mejor. Para ello debemos encontrar la adecuada para nuestro caso y para cada situación; estos son algunos tipos:

  • Compresa de goteo: se utiliza cuando la pérdida de orina es leve, ya que su capacidad de absorción se encuentra entre los 50 y los 300 ml.
  • Compresa de día: su absorción es mayor, entre 600 y 900 ml, por lo que está indicada para pérdidas moderadas.
  • Compresa de noche: se utiliza para pérdidas mayores. Su nombre no nos debe condicionar, ya que se puede usar también durante el día. Su absorción es de 900 a 1200 ml.
  • Compresa supernoche: es la indicada para casos en los que la incontinencia es mayor. Absorbe más de 1200 ml.
  • Compresa rectangular: como su nombre indica es rectangular, y se sujeta mediante una braga de malla elástica.
  • Compresa anatómica: se adapta a la anatomía de la persona, y se sujeta de la misma forma que la rectangular.
  • Compresa con elásticos: es una especie de pañal, pero más similar a una braga, que se ajusta mediante cintas autoadhesivas.
Compresas para problemas de vejiga hiperactiva

Es fundamental que el uso estas compresas venga acompañado de ropa cómoda que no apriete la zona abdominal y resulte fácil de desabrochar y quitar. Además, es muy importante que la compresa se cambie con frecuencia y que se siga una higiene íntima adecuada para evitar irritaciones en la piel y posibles infecciones.

Actualizado: 25 de Febrero de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD