PUBLICIDAD

España sobre raíles
Transitar por la cornisa cantábrica o descubrir las principales ciudades andaluzas a bordo de un tren histórico de lujo es una experiencia inolvidable. Descubre por qué viajar en trenes turísticos es una opción ideal para seniors.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Tren El Expreso de la Robla, pasado minero

Actualizado: 10 de Julio de 2018

En el norte de España, el antiguo trazado hullero es el que ahora recibe al viajero que se embarca en la aventura de subirse a bordo del Expreso de la Robla, un tren histórico que recorre la España verde a un precio más asequible que su hermano mayor, el Transcantábrico.

Restaurado y adaptado a nuestro tiempo, el encanto de este tren resulta muy especial, gracias a su decoración sencilla y armoniosa, con grandes ventanales que invitan a disfrutar del paisaje. Las estancias son dobles, con cama de litera y baño individual en cada uno de los compartimentos, mientras que la gastronomía es tipo bufé.

Expreso de Robla
Renfe operadora. El expreso de la Robla. Salones. Flickr

El precio del Expreso de la Robla es desde 850 euros por persona en compartimento doble, con almuerzos incluidos.

Trazado hullero

El recorrido del Expreso de la Robla es de tres noches y cuatro días entre las ciudades de León y Bilbao. Así, el viaje comienza, por ejemplo, en León, donde hay tiempo para visitar su catedral gótica y sus famosas vidrieras. El viaje continúa hasta Cistierna, donde se pasa la noche.

Expreso de Robla
Renfe operadora. El expreso de la Robla. Salones. Flickr

Por tierras de la provincia de Palencia el viaje llega a la estación de Guardo, desde donde se toma un autobús para visitar la villa romana de Olmeda y, posteriormente, las localidades de Carrión de los Condes y Frómista. Las visitas terminan en Aguilar de Campoo para regresar al tren y cenar en la localidad de Mataporquera.

La tercera jornada se realiza en la provincia de Burgos, donde se visita el complejo kárstico de Ojo Guareña, declarado Monumento natural, para continuar descubriendo Medina de Pomar y Espinosa de los Monteros, capital de las merindades de Burgos. El cuarto día el Expreso de la Robla cruza el Valle de Mena para adentrarse en la provincia de Vizcaya. La primera parada será la localidad de Balmaseda, donde se visita el Museo de Boinas. El viaje continúa hasta Bilbao.

Catedral de Burgos
Vista de la catedral de Burgos

España verde sobre raíles

La segunda opción que propone el Expreso de la Robla es la de recorrer el norte de España a través de sus paisajes más verdes durante cuatro días y tres noches. En este caso, el trayecto une Bilbao y Oviedo, o viceversa, permitiendo al viajero descubrir destinos como Laredo, Santander, Cabezón de la Sal, Santillana del Mar o Llanes. Entre las paradas más especiales destaca el viaje hasta el Parque Nacional de los Picos de Europa, para acabar el último día visitando las ciudades asturianas de Gijón y Oviedo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD