Úlceras
La úlcera es el resultado de un desequilibrio entre los factores agresivos y defensivos de la mucosa gastroduodenal, y la bacteria ‘Helicobacter pylori’ es la causa más frecuente de este trastorno. Conoce cómo se trata.

Síntomas de una úlcera

Actualizado: 9 de julio de 2021

El síntoma más frecuente de la úlcera péptica (una llaga en el revestimiento del estómago o el duodeno) es el dolor abdominal; se trata de una sensación que el paciente describe como ardor de estómago, dolor lacerante, o sensación de hambre dolorosa. Típicamente aparece entre 1,5 y 3 horas después de las comidas, y se alivia con la ingesta de alimentos o con la toma de antiácidos. También es muy característica la presencia del dolor durante la noche despertando al paciente, entre las doce y las 3 de la mañana.

A menudo puede haber otros síntomas acompañantes como distensión abdominal, intolerancia a las grasas, eructos, pérdida de peso, náuseas y vómitos (estos últimos sobre todo en las úlceras gástricas).

Algunos pacientes con úlcera no presentan ningún síntoma y la enfermedad se manifiesta por primera vez como una de sus complicaciones (perforación, hemorragia…).

Recurrencias de úlceras y signos de alerta

La historia natural de la úlcera es la de su cicatrización espontánea y posterior recurrencia, de forma que el 80-90% de los pacientes tendrán una recurrencia a los dos años. Con los medicamentos disponibles en la actualidad, la tendencia es padecer un único brote sin recurrencias posteriores.

En cualquier caso, y aunque poco frecuentes, existen una serie de síntomas más graves que pueden estar causados por úlceras y ante los que conviene consultar con el médico o el especialista:

  • Vomitar sangre
  • Sangre en las heces de color oscuro
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de debilidad
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida de peso sin explicación aparente
  • Alteraciones del apetito

Creado: 4 de agosto de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD